:: INICIO  ::  FORO  ::  ENLACES  ::  DESCARGAS  ::

Menú

|- Buscar
| |- Foro
| |- Chat
| -- Codex
|     `- Indice

Usuarios


Bienvenido Invitado

El registro es completamente gratuito y podrás acceder a todas las partes de la web
Puedes registrarte aquí
Usuario:


Contraseña:


Recuérdame

Miembros:  Gran Arlequín
No Conectado  j  
Miembros:  Guardian
No Conectado  AGRAMAR  
Miembros:  Videntes de Sombras
No Conectado  Janus  
No Conectado  Mph2  
No Conectado  Azrael  
Miembros:  Solitarios
No Conectado  Datox5  
No Conectado  olmox  
No Conectado  Skulldragon  
Miembros:  Conectados
Miembros:  Miembros: 0
Invitados:  Invitados: 2
Total:  Total: 2
Miembros:  Miembros Online
No hay miembros conectados
Buscar Ultimos mensajes

Tema anterior Imprimir tema Tema siguiente

Inicio :: WarHammer 40.000 :: Transfondo WarHammer 40K :: Naves Imperiales
Moderado por: AGRAMAR, j, Janus

Bajar a respuesta rápida 

Naves Imperiales

AGRAMAR Enviado: 17.04.2006, 19:28
Vidente de Sombras
Vidente de Sombras
avatar

Registrado: ene. 2006
Mensajes: 2304

Estado: Desconectado
Ultima visita: 17.09.07
Toda la estructura del Imperio está basada en las naves que transporta sus ejércitos y oficiales a lo largo de la galaxia. En su flota que transporta alimentos vitales para los mundos colmena, y lleva tecnología y equipo a los mundos agricultores. Sin su flota, el Imperio pronto se colapsaría y la humanidad perecería en la mayor parte de la galaxia.
Las naves interestelares pueden pertenecer a manos privadas pero la mayoría pertenece a alguna de las organizaciones Imperiales. De estas, la Flota Imperial es la mayor, con decenas de miles de naves de combate y cientos de miles de naves
de carga de todos los tamaños. Además de sus naves, la Flota mantiene espaciopuertos militares, estaciones espaciales, naves mineras y fábricas, varias estaciones de investigación orbital e incontables naves orbitales que sirven de
centinelas, exploradores y descubridores de satélites.
La Flota Imperial es tan grande que está dividida en 5 secciones principales, cada una funcionando como una unidad administrativa independiente (aunque cooperan cuando es necesario). La mayoría de los altos cargos de la Flota vienen de las filas del Sacerdocio, principalmente del Administratum. El Comandante Supremo de la Flota es también un Alto Señor de la Tierra y esta permanentemente en ella.
El Sacerdocio también mantiene un pequeño número de sus propias naves. Algunas están permanentemente de servicio en planetas Imperiales, mientras que otras se desplazan por la galaxia llevando sirvientes Imperiales en misiones de gran importancia y secreto. Una pequeña parte de las naves está bajo el control directo de los Adeptus Arbitres, los Jueces, para ser usadas como transportes.
Los Marines Espaciales tienen sus propios transportes interestelares y flotas de combate. Aunque no muy numerosas están manejadas por los guerreros más feroces y mejor entrenados de la galaxia. Cada capítulo de Marines Espaciales tiene
suficientes naves como para tener su base situada en ellas, incluyendo equipamiento, transportes y naves de desembarco. Los Comandantes Marines Espaciales tienen libertad para construir o capturar naves enemigas y usarlas como deseen.
Los capítulos individualmente usan sus colores e insignias y sus naves son fácilmente reconocidas.

Otras naves interestelares forman una minoría. La pequeña flota exploradora de los Comerciantes puede tener unas 200 naves en funcionamiento, pero están limitadas al espacio humano. Otras organizaciones Imperiales, como el Oficio Assassinorum, también tiene acceso a naves interestelares, pero los detalles de estas naves son
secretos bien guardados. Las naves interestelares en manos privadas son una pequeña fracción del total.
Además hay estaciones espaciales, naves mineras y naves factorías poseídas por individuos, corporaciones o familias de comerciantes pero son casos muy raros.
Para todo lo referente a viaje interestelar el Imperio es todopoderoso, y las naves no controladas por el Imperio son permitidas porque sus dueños son cooperativos u útiles.
La mayor proporción de naves en manos privadas pertenece a las grandes familias comerciales de Navegantes. Incluso las mayores familias solo tienen un relativo pequeño número de naves, pero en términos de riqueza real representan una gran
cantidad. La mayoría de estas naves son antiguas, posesiones familiares mantenidas durante milenios, pero generalmente son grandes y bien construidas.

Los Segmentae Majoris
El Imperio está dividido es cinco zonas diferentes conocidas como los Segmentae Majoris. Aunque se crearon para propósitos relacionados con la administración de la flota y control de las naves, los Segmentae han evolucionado a divisiones
administrativas del Adeptus Terra.
Todas las naves son supervisadas en la jurisdicción de uno de estos cinco Segmentae. Cada Segmentun tiene unos cuarteles de mando orbitales llamados Fortaleza Segmentun que forman la base de operaciones de la flota del Segmentun.
La Fortaleza Segmentun está controlada directamente por un oficial de alto rango del Administratum conocido como Señor del Segmentun

Zona Segmentun Fortaleza
Central Segmentun Solar Marte
Norte Segmentun Obscurus Cypra Mundi
Sur Segmentun Tempestus Bakka
Este Ultima Segmentun Kar Duniash
Oeste Segmentun Pacificus Hydraphur

Sectores
Cada Segmentun está dividido en sectores. El tamaño de un Sector varia según la demanda local y la densidad estelar. Un sector típico puede abarcar 7 millones cúbicos de años luz, que equivale a un cubo cuyos lados tienen 200 años luz de largo.
Sub-sectores
Los sectores están divididos en sub-sectores, que generalmente tienen entre 2 y 8 sistemas estelares con un radio de 10 años luz (algunos pueden tener más sistemas, otros solo 1). Esta área está controlada por una serie de naves de
patrulla. Debido a que los sub-sectores son divisiones que engloban mundos (más que áreas vacías de espacio) hay muchísimos sistemas estelares dentro de cada sector que no se incluyen en sub-sectores. Generalmente se les conoce como sistemas entre-sectores, y más comúnmente como zonas salvajes, zonas prohibidas, espacio vacío y fronteras espaciales. Estos entre-sectores pueden contener gas o polvo de nebulosas, áreas inaccesibles, sistemas alienígenas sistemas inexplorados, sistemas inhabitados y mundos inhabitados.

La Flota y sus naves
Las naves interestelares del Imperio incluyen naves mercantes, naves de guerra, cargueros civiles y varias de otras clases especializadas. Están organizadas en flotas específicas: flotas mercantes, flotas de guerra y flotas civiles. Por ejemplo, la
Flota de Guerra Solar es la flota de combate del Segmentun Solar, la Mercante Pacificus es la flota mercante del Segmentun Pacificus, la Civil Tempestus es la flota civil del Segmentun Tempestus y así...

Las Flotas Mercantes
Las flotas mercantes combinadas engloban casi el 90% de todas las naves interestelares del Imperio. Cada flota está situada en uno de los Segmentae Majoris y el personal administrativo opera desde la Fortaleza Segmentun. Por ejemplo, la
flota Solar tiene su base en Marte, mientras que la flota de la zona norte, el Segmentun Obscurus, tiene su base en Cypra Mundi. Aunque estas bases son grandes puertos equipados con muelles, hangares y talleres, su función principal es administrar las flotas que operan en su área. Solo una pequeña proporción de naves viaja a la Fortaleza Segmentun en la que teóricamente están situadas.
Cada nave mercante sirve en su flota bajo un acuerdo llamado 'permiso de mercante'. No todos los permisos son iguales, algunos confieren más poder y responsabilidad al capitán de la nave que otros, pero todos están basados en un
juramento feudal a la flota que actúa en nombre del Emperador. Un capitán no puede registrar su nave dentro de las autoridades de la flota hasta que su juramento haya sido firmado y registrado en la Fortaleza Segmentun de su zona o en la Fortaleza Segmentun de Marte.

Flotas Civiles
Aunque la gran mayoría de las flotas interestelares son parte de las flotas mercantes, hay unas miles de naves registradas por particulares, familias o grupos comerciales. Todas las naves interestelares privadas operan a lo largo de rutas determinadas con el permiso de las autoridades de la flota responsables de cada
Segmentun. Estas licencias de rutas deben ser compradas, y renovadas después de un plazo de tiempo preestablecido, generalmente cien años. Esto significa que pocos propietarios privados se arriesgan a la dilatación del tiempo en viajes largos;
un permiso puede caducarse antes de que la nave haya concluido su viaje.
Las flotas civiles varían en tamaño desde una nave sola hasta varias docenas. Una de las más grandes es la de la familia de Navegantes Redondo, con 47 naves interestelares registradas. La mayoría de los propietarios solo posee una sola nave.

Flotas de Guerra
Cada una de las cinco flotas de guerra sirve en uno de los Segmentae Majoris y es responsable de proteger las naves que hay en él.
La mayoría de las batallas espaciales tienen lugar alrededor de instalaciones o planetas, la mayoría de los cuales puede defenderse eficientemente usando naves subestelares y defensas planetarias. Incluso así, es imposible proveer de defensa total para todos los mundos del Imperio. Las naves de guerra de la Flota Imperial
son altamente móviles y con armamento extremadamente potente, capaz de actuar donde sean necesarias.
Los capitanes de las naves de guerra son sirvientes Imperiales como los mercantes.
Aun así, todo capitán de naves de guerra es designado por los oficiales administrativos del Segmentun, y no tiene derechos de propiedad de las naves que comanda. La organización de las flotas es mucho más rígida que la de las flotas mercantes, con una jerarquía similar a la de los ejércitos de tierra del Imperio.
Flotas de Combate
El espacio Imperial es tan grande, con muchos sistemas estelares y áreas de espacio salvaje que patrullar, que incluso los miles de naves de las flotas de guerra tienen que ser dispersadas, con naves individuales y escuadrones alejados de sus destinos. El Imperio no puede mantener flotas permanentemente preparadas para responder a las invasiones o rebeliones. Ni tampoco tiene sentido, le llevaría tanto tiempo a una flota desplazarse de su base a la zona de combate que el enemigo probablemente no estuviera cuando la flota llegase.
En cambio, flotas de combate temporales se unen cuando es necesario. Las naves de combate de un área relativamente pequeña son llamadas para unirse a la flota de combate. Es raro que las naves a más de 50 años luz de la zona de batalla sean
incluidas en la flota de combate, y lo más normal es que solo las que están a 10 o 20 años luz sean llamadas. Incluso con naves tan cercanas a la batalla, suelen tardan días y muchas veces semanas en llegar. Solo durante las más largas batallas, aquellas que duran décadas, el Imperio une las flotas de combate y las envía en masa a la zona en conflicto. Una guerra de este tipo se está llevando a cabo actualmente en el brazo sudeste de la espiral galáctica.
Aquí la Flota Enjambre Tiránida Kraken está avanzando inexorablemente conquistando y consumiendo los planetas a su paso. Una campaña masiva que incluye millones de soldados, miles de naves y varios capítulos de Marines Espaciales se opone a la invasión Tiránida. Las flotas se preparan en todos los Segmentae para comenzar su largo viaje a la zona de batalla. En algunos casos el viaje durará décadas, y muchas de las tripulaciones nunca verán las batallas para
las que se están preparando, pero el Imperio sabe que en ese tiempo la amenaza Tiránida será tan fuerte como siempre.

Enemigos del Imperio
Las flotas de combate del Imperio deben enfrentarse a muchos enemigos, incursores Orkos, piratas Eldar, la Flota Enjambre Tiránida y otros invasores alienígenas. También tiene que luchar contra enemigos internos. La mayoría de
estas batallas son de pequeña escala y solo involucran naves subestelares en escaramuzas con asaltantes, piratas y rebeldes. Pero ocasionalmente se producen conflictos mayores cuando un sistema entero o varios sistemas tienen que ser controlados. Algunas veces esos sistemas tienen sus propias flotas y el Imperio debe enviar sus mayores naves de combate y cruceros para destruir al enemigo. En esas circunstancias la flota Imperial debe enfrentarse a un enemigo que usa las
mismas naves que ella, el enemigo también usara naves de clase Gótica, Tormenta de Fuego, Acorazados, Cobras y demás. Estas rebeliones la mayoría de las veces se producen cuando una zona del Imperio quedas aislada por una tormenta disforme. Las tormentas disformes son un
fenómeno corriente y frecuentemente hay sistemas que quedan aislados por unos años, cuando la tormenta pasa se restablece el contacto y muy poco ha cambiado. Algunas veces las tormentas duran décadas o siglos, y los sistemas aislados
durante tanto tiempo pueden alejarse de la autoridad Imperial. Una vez que la tormenta cesa y el viaje al sistema es de nuevo posible, el Imperio puede encontrarse una federación independiente o una guerra local. En ese caso se preparará una flota de combate para traer de nuevo el sistema bajo control Imperial y las naves Imperiales lucharán con naves con las que quizás han combatido juntas en otras guerras.
No es desconocido el hecho de que un comandante de flota o escuadrón se rebele y se ponga contra el Imperio, usando su poder bélico para crear sus propios pequeños reinos en los bordes del espacio Imperial. La rebelión más infame en la larga historia del Imperio es la del Señor de la Guerra Horus, cuando la mitad de las fuerzas Imperiales se rebelaron contra el Emperador y la humanidad se dividió en una terrible guerra civil. Solo la muerte de Horus y la huida de los rebeldes al Ojo del Terror trajeron paz al Imperio. Incluso ahora, se mantiene una vigilancia constante en torno al Ojo del Terror donde siguen las flotas del Caos, algunas veces
lanzando pequeñas incursiones y ocasionalmente mayores al espacio Imperial.

Naves del Imperio
La mayoría de las naves son viejas; el vacío del espacio, el medio ambiente más hostil para el hombre, preserva los plásticos y metales con los que están construidas las naves. El espacio les da la capacidad de perdurar durante
generaciones. Las flotas Imperiales tienen muchos miles de naves, la mayoría de ellas de al menos 1000 años de antigüedad. Algunas son tan viejas como el propio Imperio, unos 10.000 años. Y muy pocas son las que tienen un origen pre-Imperial.
Es difícil para aquellos que nacen bajo el cielo de un planeta apreciar la gran dignidad inherente a las naves antiguas. Las naves del Imperio son inmensas construcciones que se tardan en hacer muchas décadas. Cada nave representa una inmensa inversión de recursos y tiempo. Pero una vez acabada, equipada, armada y registrada esa nave permanece en servicio siglos e incluso milenios. Después de ese tiempo, será reconstruida, modernizada y reequipada y durará casi eternamente. Salvo un accidente grave o su destrucción en combate, una nave es inmortal como una gran ciudad, su población y fabricas existiendo en un ciclo de decadencia y renacimiento.
A lo largo de este tiempo hay un proceso constante de reconstrucción y renovación. Los cascos son dañados por los efectos de las batallas, tormentas de meteoritos y la disformidad. Las partes mecánicas inevitablemente se estropean. Los
componentes eléctricos se gastan. Los motores se parten o funden bajo las inmensas presiones y calor creados por los impulsores de plasma y de disformidad.
Para luchar contra esta constante decadencia, cada nave interestelar tiene una tripulación de mantenimiento de cientos o miles de efectivos que continuamente están reparando y reconstruyendo la nave. Dentro de una gran nave de batalla Imperial hay fábricas y talleres, grandes forjas y hornos de plasma, e incluso pequeñas refinerías y plantas metalúrgicas y siderúrgicas que fabrican todos los
materiales necesarios para el mantenimiento,
Las naves interestelares son impulsadas por motores de plasma y disformes. Los motores de plasma se usan para desplazar la nave en los sistemas a velocidades sublumínicas. Estos motores arden con la furia de una estrella, convirtiendo su
combustible en un gas supercalentado para crear el impulso necesario para mover estas gigantescas moles en el espacio. Cuando una nave se dirige al borde de un sistema para poder saltar a la disformidad, el arco de luz que producen sus motores puede ser visto en el cielo nocturno de los planetas del sistema. Es similar a un gran cometa cruzando los cielos; en muchos mundos, la llegada o partida de una nave espacial se toma como una profecía, un milagro o una maldición.
El funcionamiento de los motores disformes es más esotérico y terrible, comprendido solo por unos pocos. Cuando la nave alcanza el punto de salto en el borde del sistema, se apagan los motores de plasma y se conectan los motores disformes. Estos transportan la nave fuera del espacio real a la disformidad, y la impulsan por ella a muchos años luz de distancia. Si una nave conecta los
impulsores disformes mientras está en un sistema, la alteración que crean en la estructura de la realidad sería catastrófica para la población de los planetas del sistema. La misma nave sería despedazada por el choque de la energía gravitatoria de las estrellas con el efecto de los motores disformes.
Al menos un tercio de la nave está ocupado por sus motores y todo lo que es necesario para que funcionen como cámaras de combustión, generadores rodeados de inmensas placas protectoras, miles de tuberías, túneles, corredores y pasillos para poder controlar los mecanismos, aporte de combustible y acceso de la
tripulación. Las áreas vivas de la nave albergan a los miles, a veces decenas de miles de
tripulantes. Estas áreas generalmente sonconstruidas en el casco de la nave con forma de inmensas torres o espirales que se adentran cientos de metros en el espacio. En algunas naves, tienen el aspecto de ciudades, inmensas torres intentando alcanzar las estrellas, resplandecientes con miles de luces, y puentes entre ellas. En otras se parecen a gigantescas catedrales, con torres esculpidas y decoradas. Inmensas estatuas de héroes de leyenda que hacen retroceder la
oscuridad del espacio, gárgolas cornudas que acechan en lo alto de los pináculos y se burlan de los terrores de la disformidad, domos dorados con el brillo de las estrellas.
En las naves y fragatas mercantes el resto del espacio de la nave es usado como bodegas de carga. En las naves de guerra este espacio lo ocupan los colosales generadores de potencia que alimentan los sistemas de armas. Estas estructuras
zumban y crujen intentando contener monstruosas energías. Son como inmensas columnas que se adentran en la nave hasta perderse de vista, rodeadas de una oscuridad solo rota por los arcos azules de energía que aparecen entre ellas.
Cuando una batería láser es disparada con una titánica descarga de energía, su poder se oye como un rugido furioso. En la batalla, una nave resuena constantemente por efecto de sus armas, sus cubiertas retumbando según se producen las descargas.

Nave de batalla Aniquilador
En la nave Aniquilador, los típicos láseres de los flancos de las naves Imperiales se han sustituido por dos inmensos cañones montados en torretas. Conocidos como cañones Aniquilador, estas armas disparan grandes proyectiles armados con
cabezas explosivas. Los proyectiles son disparados a gran velocidad y luego aceleran todavía más gracias a cohetes propulsados por plasma. Cuando impactan en el objetivo, su velocidad y masa es suficiente para atravesar los cascos de las naves más acorazadas. Una fracción de segundo después su cabeza explosiva
detona e infligen daños devastadores. Las torretas permiten al capitán del Aniquilador disparar en todas las direcciones, solo las naves detrás del Aniquilador están a salvo. El cañón también puede ser disparado mientras gira la torreta, donde los láseres laterales concentran fuego, el cañón Aniquilador puede elegir blancos diferentes. Esto es especialmente efectivo
contra naves pequeñas, que pueden ser destruidas por un solo disparo de cañón Aniquilador.
Las naves Aniquilador fueron las primeras en ser diseñadas y construidas en el gran mundo forja de Cypra Mundi en el Segmentun Obscurus. Aunque muestran su origen en la parte posterior de la nave, que se parece a los típicos diseños de los astilleros de Jovian, el aspecto de punta de lanza de la parte frontal claramente muestra el diseño de Cypra Mundi. El uso de armamento inusual en vez de las
tradicionales baterías láser es también típico de Cypra Mundi.

Nave escudo Alcaide
La nave de guerra Alcaide es una nave de apoyo. Su función es proveer a las otras naves de guerra con la vital defensa que necesitan para ser capaces de acercarse al enemigo y tenerlo al alcance de las armas.
La nave escudo Alcaide está construida alrededor de un inmenso generador de escudos. La mayoría de las naves de guerra tienen varios generadores de escudos que proyectan cada uno un pequeño campo protector en una dirección. El escudo de la nave Alcaide emana ese campo en todas las direcciones y es suficientemente poderoso para proteger a todas las naves cercanas al Alcaide.
Cuando el escudo del Alcaide es impactado por los ataques del enemigo, el generador absorbe la energía de los ataques, protegiendo del daño a sus blancos. Esto causa un incremento gradual en la energía contenida en el generador, y solo la cuidadosa atención de los custodios Adeptus Mecanicus evita que explote.
Eventualmente, aun así, la capacidad del generador es insuficiente por lo que a menos que se apague se sobrecargaría y explotaría de forma que la nave Alcaide se colapsaría. Esto provocaría una inmensa bola de fuego, extendiéndose por toda el
área protegida por el escudo, que podría destrozar las naves que estaban bajo la protección del Alcaide.
En la batalla, el Capitán del Alcaide debe estar constantemente decidiendo entre apagar el generador, o el peligro de dejarlo encendido. Si lo apaga a menudo, él estará fallando en su misión de proteger a otras naves. Y si espera mucho tiempo
puede destruir a las naves que está protegiendo.

Destructores Cobra
Los Destructores Cobra generalmente actúan como apoyo a los escuadrones de naves de combate. Cuando una nave clase Gótica, por ejemplo, llega a un sistema, sus escuadrones de apoyo Cobra son enviados a patrullar los planetas y satélites.
Su velocidad y movilidad los hace idóneos para perseguir y atacar a las naves subestelares de piratas, contrabandistas y rebeldes. Y aunque son pequeñas en comparación con las poderosas naves a las que acompañan, los Destructores Cobra todavía tienen más superioridad y armamento que todas las naves subestelares, a excepción de las más grandes.
Los Destructores Cobra se encuentran entre las naves más rápidas de la Flota Imperial. En batalla operan en grandes escuadrones, desplazándose en formación cerrada hasta acercarse a las naves enemigas antes de disparar sus láseres o destructivos torpedos vórtice.
Incluso en grandes formaciones, los escuadrones de Cobras pueden hacer giros rápidos,permitiéndoles rodear el flanco del enemigo o meterse directamente en su formación, girar y atacar otro punto desde atrás. Si el enemigo se gira para atacar a los Cobra, corre el riesgo de quedar vulnerable a los ataques del resto de la flota.

Nave de combate Dictador
El Dictador es probablemente la nave más inusual construida por los grandes astilleros Jovian. Está diseñada específicamente para asaltos cerrados, y es usada para abordar y a veces partir naves enemigas.
Las gigantescas garras de energía del Dictador pueden moverse a una velocidad espeluznante para agarrar a la nave enemiga y sacarla de la formación. Incluso si fracasa en separarla, la terrible fuerza de las garras del Dictador puede dañar
severamente una nave, atravesando su casco y destrozando o arrancando partes de la estructura de la nave, motores o armas.
Una nave que ha sido atrapada por las garras, es remolcada hacia los inmensos taladros de abordaje del Dictador que muerden profundamente a la desafortunada nave enemiga. Una vez que los taladros de abordaje han abierto un camino de
destrucción en el interior de la nave enemiga, cientos de escotillas reforzadas se abren y los equipos de asalto del Dictador salen y llevan la batalla al corazón de la nave enemiga.
Si el primer intento de abordaje es infructuoso y la resistencia enemiga parece fuerte, el capitán del Dictador puede ordenar a sus tropas retirarse a su propia nave. Luego usará las poderosas garras de energía para destrozar la nave enemiga.
Las naves pequeñas pueden ser literalmente partidas en pedazos por el dictador, mientras que las naves más grandes pueden perder partes de su estructura debido al efecto de las garras.
Algunas veces una nave puede liberarse, poniendo sus motores a máxima potencia para soltarse de la presa de hierro del Dictador. Pero esta maniobra es desesperada, a menudo la nave que la intenta pierde inmensas secciones de casco
en el intento.

Nave de batalla Dominador
El Dominador viene de la misma familia de naves que el Tirano y el Emperador.
Está armada con el poderoso cañón infierno. Este gigantesco cañón está montado a lo largo del casco del Dominador. Los inmensos proyectiles están localizados cerca de la parte trasera de la nave en una bodega cavernosa situada sobre los rugientes
motores de plasma del Dominador. Cada proyectil del cañón infierno es del tamaño de un gran edificio, con su cabeza de guerra llena de explosivos. Los proyectiles se trasladan desde la bodega en inmensos transportes que los llevan a lo largo de
nave. Luego se cargan con ayuda de poderosos montacargas, manejados por un ejercito de ingenieros cuyos rezos se oyen en todas las bodegas. Una vez que se cierra el cargador, toda la tripulación sale de la bodega porque ningún hombre puede soportar la inmensa sacudida que se produce cuando se dispara el arma.
El proyectil acelera a lo largo del cañón, alcanzando una gran velocidad que lo impulsa en el espacio. Toda la nave se mueve con la sacudida del cañón, pero está construida con inmensos mamparos reforzados y el casco soporta las poderosas
ondas creadas.
Cuando el proyectil detona se forma una bola de fuego radioactivo que crea una esfera de destrucción a lo largo de kilómetros. No solo el blanco del cañón, sino todas las naves cercanas, reciben un golpe mortal de inmenso calor, partículas energizadas e inmensos trozos de metralla mayores que la mayoría de las naves subestelares.
El cañón infierno es afectuosamente conocido como 'revienta planetas' por la tripulación del Dominador, ya que se usaba habitualmente en asaltos planetarios para lanzar lluvias de fuego sobre las ciudades enemigas. Un solo proyectil es suficientemente poderoso como para destruir todo excepto las ciudades más grandes, dejando solo ruinas alrededor de un cráter de muchos cientos de metros de profundidad. Cuando un planeta enemigo sabe que un Dominador ha entrado en
el sistema, es raro que no le siga una rendición completa e incondicional.

Nave Capital Emperador
La nave capital Emperador está diseñada exclusivamente para la guerra. Su papel no es patrullar los sistemas estelares del Imperio ni combatir a las pequeñas flotas de rebeldes y piratas, sino luchar en las mayores batallas espaciales como parte de una gran flota.
Los Capitanes del Emperador son elegidos de entre los comandantes más experimentados y reverenciados, hombres cuyo juicio y sentido táctico ha sido probado muchas veces en el calor de la batalla. Es tradicional que el Capitán de la nave Emperador más anciano sea el comandante de la flota, y su nave se convierte en el estandarte y la guía a la que se unen los escuadrones mientras la flota se prepara para la guerra.
El poder de fuego de estas inmensas naves es terrorífico. Desde órbita, una sola nave puede incinerar ciudades enteras o reducir a polvo una montaña, las lunas pueden ser atomizadas, y las naves enemigas purificadas con piadoso fuego.
La nave Emperador solo puede maniobrar a bajas velocidades, moviéndose majestuosamente por el espacio. Pero llevando sus motores a máxima potencia puede alcanzar una considerable velocidad. En el frontal de la nave hay un
gigantesco ariete que brilla con poderosos rayos de energía. Cuando la nave se lanza a máxima velocidad es casi invencible, atravesando incluso los cascos más resistentes y dejando tras de sí al enemigo en medio de una nube de ruinas.
A bordo de la nave capital Emperador hay muelles para la flota de pequeñas naves subestelares que lleva a bordo. Éstas son usadas para el abastecimiento y las comunicaciones tanto con planetas como con otras naves de la flota. Las inmensas cámaras llevan cargueros, naves de mantenimiento, naves de exploración y lanzaderas. Las naves Emperador también llevan sus propias flotas de naves de
guerra. Éstas son pequeñas naves de combate, sin impulsores de disformidad e incapaces de viajes intergalacticos que son transportadas como apoyo de las grandes naves capitales como el Emperador. Estas pequeñas naves son lanzadas durante la batalla para aumentar el poder de fuego de su nave capital y acercarse a las naves enemigas para atacarlas de cerca.

Crucero Tormenta de Fuego
Los Cruceros Tormenta de Fuego son usados habitualmente en las patrullas e incursiones lejanas y como primera línea de defensa ante los ataques alienígenas. En las partes deshabitadas del espacio humano, saltan de sistema en sistema manteniendo un contacto regular y reafirmando la siempre vigilante presencia del
Imperio. Incluso a pesar de las frecuentes patrullas, el tamaño de la galaxia y el número de planetas deshabitados hace que pasen décadas antes de que un sistema vuelva a ser patrullado. Generaciones enteras nacen y mueren entre las patrullas y
muchos de los ciudadanos del Imperio nunca experimentan la excitación debida a la llegada de estas poderosas naves de guerra. En las partes menos pobladas de la galaxia, los escuadrones de Tormentas de Fuego patrullan inmensas áreas de espacio salvaje, cazando piratas y rebeldes,
buscando signos de invasiones Orkas y Tiránidas y luchando innumerables pequeñas batallas en los límites del Imperio.
De diseño similar a las naves de combate clase Gótica, los Cruceros Tormenta de Fuego son mucho más rápidos. Aunque sus armas no tienen el alcance ni la potencia de las naves Góticas, el Tormenta de Fuego suple esto con su habilidad de
acercarse rápidamente al enemigo y con la capacidad de responder a maniobras inesperadas o buscar puntos débiles en la línea del enemigo.
Nave de transporte Galaxia
La Galaxia es una nave de apoyo de la flota usada para transportar los regimientos de la Guardia Imperial de un sistema a otro. La Galaxia no es una nave de combate propiamente dicha aunque regularmente opera como parte de una flota de batalla llevando tropas a asaltos planetarios. Los regimientos de la Guardia Imperial son reclutados entre los mejores guerreros, pandilleros de los mundos colmena, fuerzas de defensa planetaria de mundos industrializados, guerreros tribales de mundos bárbaros y la elite feudal de mundos
medievales.
En el momento que es decidido por elAdministratum, una nave de tropas como la Galaxia llega a un planeta para reclutar guerreros de elite. Entonces comienzan un gran viaje a través del espacio en el que son entrenados en el armamento y las tácticas del Imperio. Les es proporcionado equipamiento estándar Imperial - rifle láser, armadura de combate y demás - e instruidos en la fe Imperial. Cuando llegan a su destino, han sido convertidos en una fuerza de choque, sus aptitudes de lucha afiladas como una navaja.
Algunos regimientos son enviados para conquistar y pacificar planetas recién descubiertos y pueden quedarse ahí como una guarnición, formando una elite de guerreros que gobiernen el planeta. Otros regimientos pueden desplazarse de zona de guerra a zona de guerra, luchando en incontables batallas al servicio del Imperio.

Nave factoría Goliat
La nave factoría Goliat es una inmensa refinería interestelar y transporte de combustible. Su papel es aportar combustible a los mundos industriales y mundo colmena. Transporta su carga desde sistemas estelares ricos en recursos minerales, a través de enormes distancias interestelares, a mundos que ya han consumido sus propios recursos. La nave llega a planetas mineros y carga millones de toneladas de raras menas sin refinar, porque por supuesto, solo los minerales más raros y valiosos compensan el
caro transporte interestelar. En ruta, las refinerías del Goliat extraen los preciosos minerales de las menas. Trabajando a inmensas presiones y temperaturas, estos minerales son luego convertidos en combustible de plasma que es increíblemente
energético.
El mismo Goliat necesita una gran cantidad de energía. Cada tonelada de combustible de plasma enriquecido requiere mucha más energía de la que produce. Para impulsar este proceso, el Goliat usa recursos no disponibles para las ciudades y refinerías planetarias, el poder de las estrellas. El Goliat se acerca a la superficie de las estrellas, absorbiendo las energías que arden en ellas usando campos de
poder que la transportan a los reactores del Goliat.
Al final de su largo viaje, un Goliat habrá producido varios millones de toneladas de combustible de plasma superenergizado. Cada tonelada de este combustible es mil veces más potente que los combustibles nucleares convencionales. Y si ocurre una explosión a bordo del Goliat se produce una bola de fuego mil veces más potente que una explosión nuclear convencional.
La mayoría de las naves factoría Goliat son parte de la flota mercante Imperial. Habitualmente hacen su servicio en las rutas entre mundos mineros y planetas industriales. Cuando atraviesan zonas peligrosas, generalmente forman convoyes que son acompañados por naves de combate.
Algunas veces un Goliat que acompaña a una flota por seguridad se ve inmerso en una batalla. Otras veces, un convoy puede ser atacado deliberadamente por piratas que quieren capturar la nave o incursiones enemigas que buscan destruirla. Un convoy afortunado será bien defendido por las naves de combate que le acompañan. Pero la mayoría de las veces, solo unas pocas naves pueden ser asignadas como protección y se producen fieras batallas entre ellas y los atacantes.

Nave de combate clase Gótica
La nave Gótica es el principal pilar de la Flota Imperial, y los escuadrones de Góticas forman el núcleo de la mayoría de las flotas de combate Imperiales. Las naves Góticas llevan tanto la protección y la autoridad del Imperio a los sistemas
estelares. Operan en escuadrones o individualmente, y la presencia de una de estas enormes
naves de guerra es suficiente para acabar con rebeliones planetarias o dispersar piratas a otros sistemas más lucrativos y menos defendidos.
Algunos escuadrones de Góticas son más o menos estacionados permanentemente en un sistema estelar. En el Segmentun Obscurus, por ejemplo, forman parte de la flota estacionada alrededor del Ojo del Terror, defendiendo el Imperio de los
ataques de las Flotas del Caos e incursiones de renegados. Otros escuadrones se mueven de sistema en sistema, permaneciendo unos meses o
años hasta completar su misión, abasteciéndose antes de saltar a su nuevo destino. Durante la estancia de los escuadrones en un sistema, rodean a la nave una gran flotilla de naves subestelares, que van desde la nave a los planetas y lunas, y
viceversa. Ellas abastecen a las naves con comida, combustible, materiales, personal y todos los suministros necesarios que estas inmensas naves, cada una del tamaño de una gran ciudad, necesitan para seguir operativas.
En batalla, el largo alcance de los torpedos de vórtice de la nave Gótica la hacen un oponente peligroso, a menudo capaz de lanzar uno o más ataques antes de que la nave enemiga pueda usar sus armas.
Cuando se acerca al enemigo, las poderosas baterías láser de las naves Góticas son capaces de destrozar al enemigo con unas pocas salvas mientras sus poderosos escudos la protegen de los ataques enemigos.

Acorazado de combate
Los Acorazados sirvieron antes del Imperio y estas naves tienen milenios. Fueron construidas cuando la tecnología de escudos de defensa era todavía muy primitiva. En cambio sus cascos están masivamente blindados, cubiertos de capas y capas de delgadas placas capaces de deflectar y minimizar el impacto de torpedos y fuego láser.
Durante muchos siglos de servicio, cada Acorazado ha combatido en incontables batallas, y la superficie de cada nave está surcada de cicatrices y heridas, como un glorioso recuerdo de su larga defensa del Imperio.
En tiempos de paz, los Acorazados y las naves Góticas comparten las mismas funciones. En batalla, los Acorazados tienen un papel muy diferente. El arma principal del Acorazado es el cañón de fusión, un arma de terrible poder capaz de
destruir una nave enemiga de un solo disparo. Su energía, aun así, decrece rápidamente a largas distancias, por lo que el Acorazado tiene que acercarse al enemigo para ser efectivo.
Donde las naves Góticas pueden mantenerse a distancia y usar su gran movilidad para alejarse del enemigo, los Acorazados deben acercarse para lanzar su ataque, desafiando el fuego enemigo y confiando en la protección de su casco blindado.

Nave de escolta Leal
El Leal es una nave de escolta de convoyes y de defensa planetaria. Se usan principalmente para escoltar las naves mercantes en el viaje desde el corazón de un sistema hasta su borde donde pueden saltar a la disformidad, El mismo Leal no
tiene impulsores de disformidad y no puede viajar entre sistemas. Un escuadrón de Leales escoltará al convoy desde los muelles espaciales alrededor de los planetas del sistema y permanecerán en la zona desde la que saltará a la disformidad. Los Leales esperan también a que lleguen nuevos convoyes escoltándoles al centro del sistema.
Los Leales guían y protegen a las naves mercantes. Tienen un completo conocimiento de su propio sistema, por lo que trazaran un curso que evite riesgos potenciales, como cinturones de asteroides, cometas y zonas de ataques piratas.
Si el convoy tiene la desgracia de toparse con piratas u otros agresores, los Leales dispararán sus baterías láser contra los enemigos. Comparados con la potencia de las naves subestelares piratas o las lanzaderas de los gobernadores planetarios, un
escuadrón de Leales es un enemigo temible.
Como nave especializada en escolta, el Leal tiene un poderoso generador de interferencias. Éste lanza un inmenso campo de interferencias electromagnéticas. A simple vista es similar a una nube oscura de niebla densa a través de la que es
imposible ver. Tiene el mismo efecto en los sistemas tecnológicos de armas de las naves, evitando que cualquier arma dispare con puntería a través del campo. El campo provoca una completa protección de las naves de carga, y del propio Leal que se convierten en blancos casi imposibles. Y si la nave enemiga se acerca al Leal, con la intención de penetrar en el campo, entra dentro del alcance de los
láseres del propio Leal.

Crucero Centella
El Centella es una nave rápida y maniobrable de ataque rápido de los astilleros de Cypra Mundi. Tiene la clásica forma de punta de lanza típica de estos astilleros. Tiene otras características experimentales de Cipra Mundi: el diseño inusual del gran motor de plasma trasero, sus estabilizadores inerciales y el uso de baterías láser en la zona frontal en vez de en los laterales como es lo habitual.
El crucero Centella es notablemente maniobrable para una nave de su tamaño. Esto es debido a sus estabilizadores inerciales únicos.
Estos estabilizadores usan similar tecnología de anti-gravedad que algunos suspensores de armamento. Los estabilizadores anulan los efectos de la masa y de la inercia y permiten al Centella girar mucho más rápido y de forma más cerrada
que cualquier otra nave Imperial de su tamaño.
La velocidad y maniobrabilidad del crucero Centella, combinados con sus baterías láser delanteras, lo hacen ideal para penetraciones rápidas en la línea del enemigo y huir rápidamente mientras el enemigo se recupera.

Nave de batalla Tirano
El diseño del Tirano es similar al de la otra gran nave capital, Emperador. El diseño de cada nave Imperial está asociado a un astillero. Los astilleros orbitan alrededor de los mundos forja del Adeptus Mechanicus.
Estos mundos son grandes fábricas, su superficie cubierta con los inmensos complejos industriales, grandes hornos volcánicos, chimeneas del tamaño de rascacielos, canteras que parecen abismos y las grandes fortalezas taller de las Ordenes de Titanes.
El Emperador, Tirano y Dominador son típicas de los astilleros Jovian. Los muelles y talleres rodean el planeta como un círculo de lunas, el hogar de millones de servidores, Tecnomantes y Zánganos que trabajan bajo la supervisión de los Artesanos y Sacerdotes para construir las naves de guerra del Imperio. Cada nave es una empresa gigantesca. Muchos de los que trabajan en ella vivirán y morirán
durante su construcción, incapaces de ver la magnificencia de la nave en la que tan duro han trabajado.
Aunque el Tirano se parece al Emperador, es una nave mucho más maniobrable. Donde el Emperador depende de su tamaño y poderosos escudos para protegerla, el Tirano puede maniobrar de forma que sus devastadores láseres laterales encaren
al enemigo. Como el Emperador, el Tirano tiene un gran ariete de energía en su proa, constantemente reluciendo por las descargas. Con su maniobrabilidad y velocidad, el Tirano puede colocarse en posición de ataque y literalmente abrirse camino a través de la flota enemiga.
La nave de batalla Tirano tiene un papel similar a la clase Gótica, pacificando
sistemas rebeldes, manteniendo la paz Imperial donde sea necesario y formando el núcleo de las flotas creadas para luchar contra piratas, incursores alienígenas y otro enemigos del Imperio.

Naves estandartes
Cada flota es guiada a la batalla por su nave estandarte. La nave estandarte está capitaneada personalmente por el comandante de la flota que dirige el curso de la batalla desde el puente de la nave estandarte en mitad de la lucha. El comandante de la flota siempre tiene la mejor nave, oficiales y tripulación de toda la flota. Como capitán experimentado y héroe de incontables batallas es una fuente de inspiración para sus hombres. Ellos le servirán con gran vigor, ya que se les ha dado el honor de ser elegidos por un líder de tanto renombre.
La nave estandarte a menudo lleva un emblema que identifica al comandante que dirige la flota. El comandante siempre está listo para anunciar su presencia, esperando atemorizar al enemigo que sabrá de las leyendas que hay en torno a su
heroico pasado. Estas leyendas hacen al comandante de la flota una figura mítica, capaces de acciones sobrehumanas y bendecido con una intuición sobrenatural que predice
cada movimiento del enemigo.
La supervivencia de las naves estandarte
Después de una batalla espacial, la mayoría de las naves habrán sufrido pequeños daños. Los generadores de escudos se recuperarán con el tiempo, a la vez que se elimina todos los excesos de energía acumulada. Pero si los escudos han sido superados por los ataques del enemigo, la propia nave puede haber sufrido daño. Algunas veces éste puede ser reparado mientras la nave continua su viaje, y la mayoría de las veces la nave tiene que regresar al muelle espacial más cercano
para su reparación y abastecimiento.
Cuando su nave está atracada, el comandante de la flota usa su autoridad y alto prestigio para conseguir que la mayoría de los ingenieros trabajen en ella. Y aunque no dejará que su flota sea perjudicada, puede requisar los mejores materiales y suministros para su propia nave. Ya que la nave estandarte generalmente es la llave para la victoria y el éxito en la batalla, es completamente apropiado que reciba la mayoría de las atenciones.

Armas
Baterías láser
Las baterías de poderoso cañones láser son el armamento más común en las naves del Imperio. Montadas en grandes torretas, los láseres son alimentados por inmensos generadores en el interior de la nave. Descargan esta energía en letales
rayos de luz con el poder de atravesar los gruesos cascos de las naves espaciales.
Suelen estar situadas en los lados de la nave de forma que crean una línea de devastación cuando se cruzan con las naves enemigas.
Cañón de fusión
El cañón de fusión descarga las terribles energías que se producen cuando dos átomos se fusionan en una reacción nuclear. A corto alcance los efectos del cañón de fusión son devastadores, pero pierden rápidamente su fuerza a medida que aumenta la distancia.
Láser de proa
El láser de proa es un cañón láser que disparar desde el frente de la nave. Aunque no es tan poderoso como los láseres de los flancos, su posición adelantada le dan un buen arco de fuego para atacar a las naves que se aproximan. Se usa
habitualmente para debilitar al enemigo mientras la nave se prepara para asaltar.
Torpedo vórtice
Un torpedo vórtice crea un gran vórtice en el lugar que explota. Este vórtice afecta a la estructura del universo, haciendo que las energías de la disformidad se viertan en el espacio real, con efectos muy destructivos incluso para las grandes astronaves.
Torpedo de plasma
El torpedo de plasma detona liberando energía supercaliente que literalmente se derrama por el casco de la nave y las cubiertas son engullidas por una bola de fuego de miles de metros de largo.

Acciones de abordaje
Cada nave de combate lleva tropas de asalto especialmente entrenadas en tácticas de abordaje de naves enemigas. Cuando una nave se ha rendido debido a los ataques y torpedos y es dejada como chatarra en el espacio, los equipos de abordaje pueden ser enviados para intentar capturar la nave. La nave de abordaje se desplaza a lo largo de la nave herida, y envía miles de hombres para el asalto. Todas las naves están equipadas con teleportadores y lanzaderas de corto alcance
subestelares. Éstos principalmente se usan para transportar hombres y equipamiento a y desde la nave cuando está en órbita o atracada en un espaciopuerto. También pueden ser usados para llevar grupos de abordaje a las naves enemigas.
Grupos de choque de las tropas de asalto, experimentados en los tensos y desesperados combates dentro de una nave, son teleportados a puntos clave como el puente de mando, la sala de máquinas y las cámaras que controlan los sistemas
de puntería de las armas. Mientras más tropas asaltan la nave entrando por sus hangares o por agujeros en el casco.
Algunas naves están equipadas también con torpedos de abordaje que pueden ser disparados a las naves enemigas. Tan pronto como impactan, atravesando el casco de la nave objetivo, la parte delantera del torpedo se abre y emergen los grupos de asalto, fuertemente armados, abriendo fuego sobre los defensores tan pronto como se adentran en la nave enemiga.
Asaltar una nave, incluso cuando está averiada y con todos sus sistemas de armas inoperativos, es muy peligroso. A veces los teleportadores no aciertan el punto exacto y las tropas de asalto se encuentran luchando en un laberinto de estrechos corredores mientras avanzan para alcanzar su objetivo. O la nave enemiga se ha preparado para el abordaje y los grupos de asalto tienen que luchar contra
defensores bien armados.
Una nave dañada es capaz de defenderse de los abordajes, y lanzar contraataques usando sus propios teleportadores y naves de asalto. Incluso dañada, una nave puede enviar suficientes hombres al contraataque y no es desconocido que una
nave que asalta sea capturada por su presa.


Realizado por Jervis Johnson, Andy Jones, Simon Forrest & Rick Priestly. Traducción de Iñigo Ruiz.Adaptado por Me



Top  AGRAMAR Enviar MP
 



UP
 
UP

- La Biblioteca Negra -

No somos responsables de todo lo que puedan escribir los usuarios en esta web. Esta página es de carácter gratuito y privado. Por ello el acceso a la misma puede estar restringido, reservándose el derecho de admisión. Esta página web no es en absoluto oficial y de ningún modo respaldada por Games Workshop Limited. 40k, Adeptus Astartes, Battlefleet Gothic, Black Flame, Black Library, el logotipo de la Black Library, BL Publishing, Ángeles Sangrientos, Bloodquest, Blood Bowl, el logotipo de Blood Bowl, el emblema de The Blood Bowl Spike, Cadiano, Catachán, Caos, el emblema del Caos, el logotipo del Caos, Citadel, el castillo de Citadel, Combate Urbano, Ciudad de los Condenados, Codex, Cazadores de Demonios, Ángeles Oscuros, Darkblade, Eldars Oscuros, Dark Future, Dawn of War, el emblema del águila imperial bicéfala, ´Eavy Metal, Eldars, los emblemas de los Eldars, Epic, El Ojo del Terror, Fanatic, el logotipo de Fanatic, el logotipo de Fanatic II, Fire Warrior, el logotipo de Fire Warrior, Forge World, Games Workshop, el logotipo de Games Workshop, Genestealer, Golden Demon, Gorkamorka, la Gran Inmundicia, GW, GWI, el logotipo de GWI, el logotipo del martillo de Sigmar, el logotipo de la Rata Cornuda, Inferno, Inquisitor, el logotipo de Inquisitor, el emblema de Inquisitor, Inquisitor: Conspiracies, el Guardián de los Secretos, Khemri, Khorne, el emblema de Khorne, Kroot, el Señor de la Transformación, Marauder, Mordheim, el logotipo de Mordheim, Necromunda, el logotipo stencil de Necromunda, el logotipo de la placa de Necromunda, Necrón, Nurgle, el emblema de Nurgle, Orko, los emblemas de cráneos de los Orkos, Hermanas de Batalla, Skaven, los emblemas de los Skavens, Slaanesh, el emblema de Slaanesh, Space Hulk, Marine Espacial, los capítulos de los Marines Espaciales, los logotipos de los capítulos de los Marines Espaciales, Talisman, Tau, los nombres de las castas de los Tau, Reyes Funerarios, Trio of Warriors, el logotipo del cometa de doble cola, Tiránido, Tzeentch, el emblema de Tzeentch, Ultramarines, Warhammer, Warhammer Historical, Warhammer Online, el emblema de Warhammer 40,000, el logotipo de Warhammer World, Warmaster, White Dwarf, el logotipo de White Dwarf y todas las marcas, nombres, razas, insignias de las razas, personajes, vehículos, localizaciones, ilustraciones e imágenes del juego de Blood Bowl, del mundo de Warhammer, del mundo de Talisman y del universo de Warhammer 40,000 son ®, ™ y/o © Games Workshop Ltd. 2000-2004, registrados de varias formas en el Reino Unido y otros países del mundo. Usado sin permiso. No pretende ser una afrenta a su posición. Todos los derechos reservados a sus respectivos propietarios.
Powered by dev-postnuke.com