:: INICIO  ::  FORO  ::  ENLACES  ::  DESCARGAS  ::

Menú

|- Buscar
| |- Foro
| |- Chat
| -- Codex
|     `- Indice

Usuarios


Bienvenido Invitado

El registro es completamente gratuito y podrás acceder a todas las partes de la web
Puedes registrarte aquí
Usuario:


Contraseña:


Recuérdame

Miembros:  Gran Arlequín
No Conectado  j  
Miembros:  Guardian
No Conectado  AGRAMAR  
Miembros:  Videntes de Sombras
No Conectado  Janus  
No Conectado  Mph2  
No Conectado  Azrael  
Miembros:  Solitarios
No Conectado  Datox5  
No Conectado  olmox  
No Conectado  Skulldragon  
Miembros:  Conectados
Miembros:  Miembros: 0
Invitados:  Invitados: 1
Total:  Total: 1
Miembros:  Miembros Online
No hay miembros conectados
Buscar Ultimos mensajes

Tema anterior Imprimir tema Tema siguiente

Inicio :: WarHammer 40.000 :: Transfondo WarHammer 40K :: EL LIBRO DE KAATHLER :EL DIOS DEL FUEGO
Moderado por: AGRAMAR, j, Janus

Bajar a respuesta rápida 

EL LIBRO DE KAATHLER :EL DIOS DEL FUEGO

AGRAMAR Enviado: 02.07.2006, 12:07
Vidente de Sombras
Vidente de Sombras
avatar

Registrado: ene. 2006
Mensajes: 2304

Estado: Desconectado
Ultima visita: 17.09.07
INTRODUCCIÓN



Khârn el Traidor, devastador de Skalathrax, favorito entre los devoradores de mundos. Khârn vive para la guerra y la masacre. Vive para alzar el trono de Khorne más que ningún otro de sus adoradores con los cráneos y la sangre de sus víctimas. Ninguna otra ambición tiene lugar en su negra alma. Vive para Khorne y para sí. No obstante su salvajismo en ocasiones tiene consecuencias poco esperadas de las que no asume ninguna responsabilidad. En más de un aspecto, Khârn es el padrino de Kaathler, y Skalathrax fue su cuna.



Bien es sabido que los demonios de la disformidad son realmente las manifestaciones de los sentimientos humanos que tienen lugar en el plano real. Cuando los seguidores de uno de estos demonios le adoran y alimenta esa emoción, el demonio gana fuerza y poder. No obstante, algunos confunden sus emociones y cuando creen estar adorando a un demonio, en realidad están fortaleciendo a otro, o incluso engendrando un nuevo engendro disforme. Cuando Khârn se ganó su sobrenombre en el mundo de los Hijos del Emperador, Skalathrax, Kaathler obtuvo la suficiente fuerza para nacer, débil y vulnerable frente a los otros demonios, pero vivo.



En aquella fatídica noche, fría e interminable, Khârn vagó por el planeta poseído por la fiebre de sangre de Khorne, internándose en cuantas fortalezas, refugfios o ciudades encontró en su camino y decapitando a todo ser viviente, ya fuera amigo o enemigo. Para forzar a sus víctimas a salir a su encuentro, incendió todos los edificios y todos los búnkers. Muchos murieron atrapados e incinerados, y los que conseguían escapar, aterrorizados y con su cuerpo en llamas sólo encontraban la muerte a manos de Destripadora. Khârn se movía con extraordinaria rapidez de una ciudad a otra. Cuando se le veía aparecer por una calle, un perenne incendio parecía seguirle. En la orgía de fuego y destrucción que tuvo lugar en los meses que duró la noche de Skarathrax, el poder de Khorne ascendió más allá del alcance de cualquier otro dios o demonio. Sin embargo, Khorne no se dio cuenta de que alguien estaba devorando las migas que caían del plato de su festín de almas. Los millones y millones de esclavos e Hijos del Emperador que no morían decapitados por Khârn, sino que caían carbonizados o aplastados entre los restos de los edificios incendiados engendraron un nuevo demonio, un ser que se jactaba viendo cómo las víctimas del Traidor bailaban con el fuego en una danza de la muerte, cómo ardían atrapados entre los escombros y cómo montañas de cadáveres se encogían y ennegrecían pasto de las llamas. Una nueva entidad había nacido, una que se alimentaba no de la sangre que se vertía, sino de la carne viva que se quemaba. Puesto que era hijo de Khorne, Kaathler debía ser su nombre, Kaathler estaba vivo.



Los primeros tiempos de la vida de Kaathler fueron difíciles. En muchas ocasiones estuvo a punto de desaparecer, de verse reducido a la nada, bien víctima de demonios rivales o bien a falta de gente en el mundo real que le alimentase con incendios provocados o sacrificios tribales en mundos salvajes. No obstante esta debilidad le mantuvo a salvo, oculto a la vista de los depredadores disformes más peligrosos y de la vigilancia de los eldars y los inquisidores imperiales. Finalmente, el día de su advenimiento llegó. Una cruenta guerra se desató en un mundo del imperio humano llamado Armageddon. Muchas de las razas que dominaban la galaxia parecieron centrar su atención en aquel pequeño planeta. Las guerras se multiplicaron por toda su faz y la disformidad se agitó como en una tormenta por los innumerables entes que se arremolinaron con la esperanza de darse un variopinto festín de almas. Cuando las selvas ecuatoriales empezaron a ser pasto de las llamas y batallones enteros fueron acorralados por muros de fuego, Kaathler sintió cómo sus poderes aumentaban. Cada ser que caía quemado le alimentaba, de pronto no tuvo rival entre los demonios con quienes antes había de luchar para sobrevivir, ya que la poderosa esencia de Khorne despertaba en su alma demoníaca. Tras la guerra de Armageddon, Kaathler había devorados las suficientes almas como para influir en el mundo real. Había terminado su época de acechador, su época de esperar a que se produjera un incendio para poder alimentarse. Había llegado la hora en la que se distinguiría finalmente de los demonios menores, la hora de provocar los incendios él mismo.



Puesto que había heredado parte de la ambición de Khorne, no se conformaría con vivir en la disformidad. Deseaba un mundo en el que sus adoradores gobernasen, un mundo envuelto en llamas para toda la eternidad. La primera criatura en la que depositó su poder fue un humano, el chamán de una tribu en un mundo imperial olvidado. Cuando un regimiento de la guardia imperial se acercó al planeta en respuesta a unos extraños informes de los astrópatas, el mundo, antes cubierto de selvas letales impenetrables, más parecía un sol. El imprudente Kaathler había dado rienda suelta a sus emociones y cada una de las masas de tierra era pasto de las llamas de un modo aún más salvaje que en su cuna, Skalathrax. Los astrópatas enloquecieron y, a falta de una explicación más coherente, el comandante de la flota declaró aquel mundo Perdita Diabolus y dio orden de llevar a cabo un Exterminatus. Cuando los pocos supervivientes del planeta fueron erradicados junto a los restos de su mundo, Kaathler aulló, y todos los psíquicos del universo, en mayor o menor medida, fueron conscientes de que un acto horrible había tenido lugar. En la disformidad, un joven demonio acababa de destacar entre el resto de cachorros y había dado un importante paso hacia el Panteón del Caos. Y Khârn, ajeno hasta entonces de lo que había desencadenado con sus actos en Skalathrax, sintió una inexplicable oleada de orgullo en su negro corazón.



En los siglos siguientes a aquel primer acto del Dios del Fuego, Kaathler empezó a anexionar marines del Caos a sus filas. Obtuvo la mayor parte de sus fuerzas de la legión de los Devoradores de Mundos, ya que entre ellos había quien prefería ver arder a sus víctimas que acabar con ellas de un piadoso golpe letal. Varios de los seguidores más poderosos de Khârn le veneraban por el indiscutible poder que desplegó al arrasar con fuego y sangre el planeta de los Hijos del Emperador y una duda se cernió sobre ellos cuando los hechiceros de Kaathler les llamaron mediante visiones y premoniciones. Ninguno de ellos sobrevivió cuando Khârn descubrió que pensaban en traicionarle y abandonar a Khorne.



En la actualidad Kaathler sigue creciendo en poder. Los marines que se unieron a sus seguidores asaltaron y conquistaron uno de los mundos del Ojo del Terror controlado por adoradores de Nurgle, donde sus hechiceros crearon un monstruoso volcán en su honor y rebautizaron el mundo como Infernus. Desde entonces Nurgle odia a muerte al Dios del Fuego; su magnífico planeta lleno de plagas y corrupción fue incinerado por los Marines de La Pira de Kaathler, los cuerpos putrefactos ardieron y sus preciados virus y plagas se consumieron hasta no dejar rastro. Ahora, Kaathler y Nurgle han entablado una peligrosa rivalidad, peligrosa para el joven demonio, quien aún no es rival para enfrentarse a gran escala a los adoradores de un dios del Caos, pero llegará el día en que ascienda al Panteón, sabe que como hijo del más grande de los dioses es su destino y su derecho aunque para ello deba enfrentarse a su propio padre.



LISTA DE EJÉRCITO



Hordas de demonios Diablo Ígneo

Puntos HA HP F R H I A L Sv




18 4 0 4(5) 4 1 4 1 8 5+inv.



Los demonios engendrados por Kaathler están envueltos en llamas. No emplean llamas mágicas como los demonios de Tzeench, sino fuego del universo material, abrasador e imparable. Muestran ciertas similitudes con los Desangradores de Khorne, pero son unos rivales mucho menos poderosos, al menos lo serán hasta que Kaathler adquiera tanto poder como su padre, y está seguro de que ese día llegará.



Los Diablos Ígneos pueden elegirse como Hordas de Demonios en un ejército del Caos.



Escuadra: 5-15.



Armamento: cada tipo de demonio tiene unas habilidades demoníacas distintas; algunas de ellas son innatas y otras se las confieren las armas que empuñan.



REGLAS ESPECIALES



Los Diablos Ígneos luchan con enormes armas a dos manos envueltas en llamas que les proporcionan un +1 a la Fuerza y emplean el fuego que emana de sus cuerpos como un escudo contra sus enemigos, por lo que poseen la habilidad Escudo Ígneo. Además, en cada fase de disparo hasta dos Diablos Ígneos de la escuadra (es indiferente cuales) pueden disparar como si estuvieran equipados con Lanzallamas.



Las reglas de Invocados, Invulnerable e Inestabilidad se aplican a los Diablos Ígneos del mismo modo que al resto de Hordas de Demonios (consulta el Codex: Marines Espaciales del Caos).



La Marca de Kaathler
Puede otorgarse la Marca de Kaathler a un personaje independiente (+8 ptos) o a las miniaturas de una escuadra (+3 pto/miniat.). Una miniatura con la marca de Kaathler es capaz de lanzar fuego desde sus manos o de invocar una ardiente barrera que le protega de sus enemigos. A diferencia de su padre, Kaathler gusta de emplear la hechicería aunque en mucha menor medida que la mayoría de demonios que son adorados desde el universo material. Las miniaturas con la marca de Kaathler poseen la habilidad Escudo Ígneo y además sufren de Piromanía.



Escudo Ígneo
Los seguidores del Dios del Fuego son capaces de incendiar sus propios cuerpos a voluntad. Las llamas que han creado no les afectan, pero para sus enemigos resultan abrasadoras. Durante un combate en el que participe alguna miniatura con la marca de Kaathler, el bando del Caos puede sumar +1 al número de heridas que ha causado para determinar el resultado del mismo (se considera que han infligido una herida más de las que realmente han causado). Sólo puede sumarse +1 al resultado independientemente del número de miniaturas con Escudo Ígneo implicadas en el combate.



Piromanía
Quien adora a Kaathler es un adorador del fuego. Siempre intentarán hacerse con lanzallamas o cualquier otra arma incendiaria e intentarán alcanzar al enemigo lo antes posible para utilizarla. Algunos dicen que este instinto es una deformación de la sed de sangre que Kaathler ha imbuido a sus acólitos. Las miniaturas y unidades con Piromanía sufren los siguientes cambios:



- La Combiarma Bolter-Lanzallamas solo cuesta 5 puntos a los personajes independientes y 3 puntos para los Paladines y los Elegidos Exterminadores.
- Los Elegidos, Marines Espaciales del Caos, Motoristas y Aniquiladores con la marca de Kaathler pueden cambiar cualquier Lanzallamas con que estén equipados (excepto el lanzallamas de una combiarma) por un Lanzallamas Pesado sin coste adicional. Además estas unidades deben incluir al menos una miniatura (o motocicleta) equipada con Lanzallamas o Lanzallamas Pesado.
- En el caso de los Elegidos, cada unidad que formen que posea la Marca de Kaathler debe incluir al menos una miniatura, con servoarmadura o de exterminador, equipada con Lanzallamas o Lanzallamas Pesado.
- El Lanzallamas Pesado sólo cuesta 10 ptos para los Elegidos Exterminadores.
- El poder Vientos del Caos, que para los acólitos de Kaathler toma la forma de un torrente de magma, sólo cuesta 15 ptos para los hechiceros.
- Las miniaturas y unidades con la Marca de Kaathler deben tirar 1D6 al principio de cada turno del Caos. Con un resultado de 1 deberán mover 3D6 cm hacia el enemigo más próximo. Este movimiento no afecta a su capacidad normal de movimiento y asalto, pero se considera que han movido a efectos de disparar. Si las miniaturas estaban siendo transportadas en un vehículo, deberán abandonarlo antes de mover.
- Una miniatura con Piromanía no puede unirse a una escuadra que no la tenga, y una miniatura sin Piromanía no puede unirse a una escuadra que la tenga.



Vehículos de Kaathler
Un vehículo encomendado a Kaathler tiene la modificación para vehículos Escupefuego (+15 ptos). El vehículo estará bajo la protección de un demonio de Kaathler que atacará con furia a cualquier enemigo que se acerque. Una de las armas del vehículo, a elección del jugador del Caos, podrá disparar durante toda la batalla como indique su perfil o como si fuera un Lanzallamas Pesado (el jugador elige como qué quiere dispararla en cada turno, pero no se puede disparar de las dos formas a la vez). Si elige un Lanzallamas Pesado para recibir el Escupefuego, el arma causará el doble de impactos de lo habitual (dobla el número de miniaturas bajo la plantilla). Esta modificación no puede aplicarse a otra modificación para vehículos, debe tratarse de un arma propia del mismo. Los Dreadnoughts que posean esta modificación adquieren además el Escudo Ígneo.



Regalos de Kaathler.



Las siguientes opciones de equipo sólo pueden ser escogidas por miniaturas con la marca de Kaathler. Se aplican las mismas reglas y restricciones contempladas en la armería del Caos. Las opciones marcadas con * pueden ser utilizadas por miniaturas con armadura de exterminador.



Hacha Magmática* (arma demonio) 20 ptos
Inmolación* 20 ptos
Estandarte Ardiente* 50 ptos
Forma Ígnea 20 ptos
Pirotauro 40 ptos
Martillo Infernal* (arma demonio) 25 ptos
Sangre Ígnea* 15 ptos
Torrente de Fuego 15 ptos



Hacha Magmática
Forjada en el volcán de Kaathler en Infernus, esta diabólica arma arde con el fuego del infierno y posee terribles poderes con los que puede invocar la lava de Infernus para consumir a los enemigos de su portador.
Se considera un arma de energía. En cada ronda de combate su portador puede elegir utilizarla habitualmente o invocar un tornado de fuego y magma que acabe con todos sus enemigos. Si elige la segunda opción, la miniatura no podrá efectuar ningún ataque; en su lugar coloca la plantilla de artillería pesada centrada sobre la miniatura. Todas las miniaturas cubiertas por completo son impactadas automáticamente, las cubiertas de forma parcial son impactadas con un 4+, y sufrirán un impacto de F5 que admite todo tipo de tiradas de salvación. Las miniaturas con la Marca de Kaathler y los demonios y vehículos consagrados a Kaathler son inmunes.



Inmolación
Con sólo tocar a un enemigo, el hechicero hace que estalle en llamas para que baile con el fuego de Kaathler hasta la muerte.
Se trata de un poder psíquico que se emplea en la fase de asalto (propia o enemiga), por lo que sólo las miniaturas que posean la marca de Kaathler y la habilidad de hechicero pueden utilizarlo. Si el hechicero causa una herida no salvada a una miniatura enemiga y ésta no muere, puede intentar Inmolarla superando un chequeo psíquico. Si lo supera, la miniatura enemiga sufrirá 1D3 heridas adicionales que permiten todo tipo de tiradas de salvación.



Estandarte Ardiente
El pabellón que cuelga de su asta está permanentemente en llamas. Además de poder utilizarse como una reliquia de Kaathler, una vez por batalla el estandarte escupirá lenguas de fuego en todas direcciones que buscan a los enemigos de Kaathler y los incineran. Cuando esto suceda (durante la propia fase de disparo) una unidad enemiga con alguna miniatura a 15 cm o menos del Estandarte Ígneo sufrirá 1D6 impactos de F5 y FP4 que niegan las tiradas de salvación por cobertura. No se puede impactar a unidades trabadas en combate cuerpo a cuerpo.



Forma Ígnea
Mediante sus maléficos poderes, el paladín es capaz de asumir la forma de una riada de fuego y desplazarse a gran velocidad por el campo de batalla buscando el combate más encarnizado.
Una miniatura con Forma Ígnea mueve como si poseyera Velocidad Demoníaca, pero ignora el terreno cuando efectúa su movimiento de asalto. Se considera como un tipo especial de movimiento por lo que no puede combinarse con un corcel ni con otros movimientos especiales.



Pirotauro
Esta pesada montura está formada de lava e impía maquinaria infernal. Se dice que se trata de antiguos Juggernauts de Khorne que algunos Devoradores de Mundos entregaron a su nuevo dios. Su aliento es una llamarada y sus pisadas funden el suelo.
Una miniatura montada en un Pirotauro obtiene Esencia Demoníaca y Fuerza Demoníaca. Además, en la fase de disparo el jinete puede instar a su Pirotauro a vomitar un torrente de fuego en lugar de disparar con sus armas, por lo que el Pirotauro proporciona el Torrente de Fuego a su jinete.



Martillo Infernal
Se dice que estos artefactos son en realidad las herramientas que emplean los herreros infernales de Kaathler para forjar sus armas, y que fue mediante su uso que se formó el Volcán de Kaathler. De ser así, se desconoce cómo han llegado al universo material o quién los ha traido. Lo único que se sabe de ellas es que cuando alguien emplea uno de ellos en combate la tierra a su alrededor tiembla como si un dios furioso la agitase.
Se considera como un arma de combate cuerpo a cuerpo normal a dos manos que dobla la Fuerza de su portador hasta un máximo de 10. Los temblores que provoca el demonio contenido en el arma cuando ésta es blandida en combate hacen casi imposible la huida ya que los enemigos tropiezan y caen antes de poder alejarse de sus perseguidores. Las unidades que pierdan un combate cuerpo a cuerpo contra una miniatura equipada con Martillo Infernal deberán utilizar dos dados menos de lo habitual para determinar su distancia de Retirada. Esto es aplicable incluso a tropas equipadas con retrorreactores o equipos similares, ya que los constantes terremotos les dificultan el despegue.



Sangre Ígnea
Con este regalo de su dios el paladín está protegido, ya que por sus venas corre un líquido demoníaco similar a la lava que abrasará a todo aquel que se atreva a herirle.
Cada herida no salvada que se cause a una miniatura con Sangre Ígnea infligirá un impacto automático de F3 a la miniatura que la causó que permite todo tipo de tiradas de salvación.



Torrente de Fuego
Kaathler otorga cierto grado de control a aquellos que mejor demuestran su habilidad para acabar con sus enemigos con el fuego. Con sus nuevos poderes, estos agraciados pueden lanzar una ardiente bola de llamas desde sus manos que consume a todo el que se le oponga.
Una miniatura con Torrente de Fuego puede disparar en la fase de disparo como si estuviese equipada con un Lanzallamas en lugar de disparar otra arma.



Por Aertes




editado por: AGRAMAR, 13 Ago, 2006 - 11:25






Top  AGRAMAR Enviar MP
 
AGRAMAR Enviado: 07.08.2006, 09:38
Vidente de Sombras
Vidente de Sombras
avatar

Registrado: ene. 2006
Mensajes: 2304

Estado: Desconectado
Ultima visita: 17.09.07
aqui un paladin en pirotauro

http://www.coolminiornot.com/64201

y como hacerlo(gracias a ArmaGGon)

http://www.hobbyhawk.com/Tutorials/MagmatraxTutorial.html



Top  AGRAMAR Enviar MP
 
AGRAMAR Enviado: 13.08.2006, 08:56
Vidente de Sombras
Vidente de Sombras
avatar

Registrado: ene. 2006
Mensajes: 2304

Estado: Desconectado
Ultima visita: 17.09.07
un momento..esto lo creastes tu Aertes no? Smilie



Top  AGRAMAR Enviar MP
 



UP
 
UP

- La Biblioteca Negra -

No somos responsables de todo lo que puedan escribir los usuarios en esta web. Esta página es de carácter gratuito y privado. Por ello el acceso a la misma puede estar restringido, reservándose el derecho de admisión. Esta página web no es en absoluto oficial y de ningún modo respaldada por Games Workshop Limited. 40k, Adeptus Astartes, Battlefleet Gothic, Black Flame, Black Library, el logotipo de la Black Library, BL Publishing, Ángeles Sangrientos, Bloodquest, Blood Bowl, el logotipo de Blood Bowl, el emblema de The Blood Bowl Spike, Cadiano, Catachán, Caos, el emblema del Caos, el logotipo del Caos, Citadel, el castillo de Citadel, Combate Urbano, Ciudad de los Condenados, Codex, Cazadores de Demonios, Ángeles Oscuros, Darkblade, Eldars Oscuros, Dark Future, Dawn of War, el emblema del águila imperial bicéfala, ´Eavy Metal, Eldars, los emblemas de los Eldars, Epic, El Ojo del Terror, Fanatic, el logotipo de Fanatic, el logotipo de Fanatic II, Fire Warrior, el logotipo de Fire Warrior, Forge World, Games Workshop, el logotipo de Games Workshop, Genestealer, Golden Demon, Gorkamorka, la Gran Inmundicia, GW, GWI, el logotipo de GWI, el logotipo del martillo de Sigmar, el logotipo de la Rata Cornuda, Inferno, Inquisitor, el logotipo de Inquisitor, el emblema de Inquisitor, Inquisitor: Conspiracies, el Guardián de los Secretos, Khemri, Khorne, el emblema de Khorne, Kroot, el Señor de la Transformación, Marauder, Mordheim, el logotipo de Mordheim, Necromunda, el logotipo stencil de Necromunda, el logotipo de la placa de Necromunda, Necrón, Nurgle, el emblema de Nurgle, Orko, los emblemas de cráneos de los Orkos, Hermanas de Batalla, Skaven, los emblemas de los Skavens, Slaanesh, el emblema de Slaanesh, Space Hulk, Marine Espacial, los capítulos de los Marines Espaciales, los logotipos de los capítulos de los Marines Espaciales, Talisman, Tau, los nombres de las castas de los Tau, Reyes Funerarios, Trio of Warriors, el logotipo del cometa de doble cola, Tiránido, Tzeentch, el emblema de Tzeentch, Ultramarines, Warhammer, Warhammer Historical, Warhammer Online, el emblema de Warhammer 40,000, el logotipo de Warhammer World, Warmaster, White Dwarf, el logotipo de White Dwarf y todas las marcas, nombres, razas, insignias de las razas, personajes, vehículos, localizaciones, ilustraciones e imágenes del juego de Blood Bowl, del mundo de Warhammer, del mundo de Talisman y del universo de Warhammer 40,000 son ®, ™ y/o © Games Workshop Ltd. 2000-2004, registrados de varias formas en el Reino Unido y otros países del mundo. Usado sin permiso. No pretende ser una afrenta a su posición. Todos los derechos reservados a sus respectivos propietarios.
Powered by dev-postnuke.com