:: INICIO  ::  FORO  ::  ENLACES  ::  DESCARGAS  ::

Menú

|- Buscar
| |- Foro
| |- Chat
| -- Codex
|     `- Indice

Usuarios


Bienvenido Invitado

El registro es completamente gratuito y podrás acceder a todas las partes de la web
Puedes registrarte aquí
Usuario:


Contraseña:


Recuérdame

Miembros:  Gran Arlequín
No Conectado  j  
Miembros:  Guardian
No Conectado  AGRAMAR  
Miembros:  Videntes de Sombras
No Conectado  Janus  
No Conectado  Mph2  
No Conectado  Azrael  
Miembros:  Solitarios
No Conectado  Datox5  
No Conectado  olmox  
No Conectado  Skulldragon  
Miembros:  Conectados
Miembros:  Miembros: 0
Invitados:  Invitados: 1
Total:  Total: 1
Miembros:  Miembros Online
No hay miembros conectados

TOMAZ EZA MALDITA PLAYA

(4076 palabras totales en este texto)
(863 lecturas)  Versión imprimible
Por Manonegra de ociojoven:

El olor en la barkaza era realmente desagradable incluso para un orko.
El ambiente por fuerza se tenía que viciar cuando se juntaban tantos
sucios tipejoz como estos juntos en un lugar con tan poca ventilación.
Para colmo, a alguno de esos puerkoz se le había escapado una ventozidaz
y un par de kanijos ayudantez que pululaban por el fondo de la barkaza
se habían puesto a vomitar de asco. Era repugnante.

Grog "Mano Negra" Muelerk era el Jefe en esa unidad de deskuartizadorez
veteranoz Goff que se disponían a alcanzar la playa. Era el más fuerte y
el más grande de todos ellos por lo que le respetaban y obedecían.
Sospechaba que tarde o temprano tendría que jugarse las castañas con ese
kabrón de Skar, el zargento de la unidad, que era una mala bestia sin
entrañas... pero hasta entonces era a él a quien le seguirían hasta la
muerte.
Las manos le temblaban. Siempre sentía esa sensación de euforia y sobre-
excitación antes de cada combate. Casi ya saboreaba el placer de incrustar
su rebanadora sobre los sesos de uno de esos debiluchoz Cadianos.
Observó a sus orkos. Sus miradas de asesino, la respiración entrecortada,
la manera con la que sujetaban con fuerza sus hachaz o sus piztolaz...
¡todos sentían lo mismo que él!! En ese momento los odió con todas sus
fuerzas... no dejaría que esos perros llegaran antes que él a repartir
golpes, tendría que ser ágil, que moverse con rapidez.
¿y si no quedaban debiluchos vivos cuando él llegara?? esa idea le aterró.
Con dificultad abrió su abollada kantimplora llena de ese brebaje que había
preparado ese vicioso de Cardhunk. Le pegó un buen trago que le quemó la
garganta, pero se sintió mejor. Seguro de si mismo y de que llegaría el
primero. La barkaza se mecía sobre las olas del mar... ¿o era su cabeza bajo
los efectos del brebaje?? ya daba igual, el momento se acercaba. El sonido de
las explosiones retumbaba cada vez más fuerte.
Como confirmación alguien berreó "DEZPEJAZ LA RAMPA BAZTARDOZ!!! EZTAMOZ
LLEGANDO!!!"
Una explosión extremeció la barca, el agua de mar calló como lluvia sobre la
cabeza de los guerreros. Algunos rezaban a Gorko y Morko para que les permitieran
disfrutar de un buen combate ese día.

Era el momento. Grog trató de transmitir sus últimas órdenes antes del combate,
consciente de que, en ese momento, muy poquitos iban a prestarle atención.
"Dos hileras chicoz, avanzaz con dezición y ebitaz loz embudoz de mortero!!!"
"RECORDAZ INÚTILEZ!!! ZINKO ORKOZ EZ UN CHOLLO, UNO EZ TIRAR MUNIZIÓN!!! -
Graznó Skar. Grog se preguntó si Skar era consciente de que prácticamente
ninguno de estos guerreros distinguía la diferencia entre uno y cinco. Añadió:
"Ke NO UZ ENTRE ARENA EN LOZ AKRIBILLADOREZ PEZADOZ!!! NOZ VEREMOZ EN LA PLAYA,
MAMONEZ!!! El úLTIMO KE LLEGUE EZ UN APEZTOZO ELFO Wulghé!!!

Tal y como se abría el portón todos los orkos de la barkaza se precipitaron
adelante. La primera fila de orkos fue acribillada por los bólters pesados nada
más asomar el hoziko. Sus cuerpos bloquearon la salida y los demás se atascaban
en la rampa. Los proyectiles llovían a su alrededor. Habian ido a caer justo en
frente de uno de esos malditos bunkers con un enfilado perfecto respecto a ellos.
La situación no era en absoluto divertida para el Jefe Grog.
"SALTAD POR LA BORDA!!!" Gritó mientras se lanzaba al agua. Había olvidado que
no sabía nadar y un hilo de pánico se apoderó de él. Observó a algún gretchin
hundirse arrastrado por el peso de la carga que transportaba. Otros orkos se
vieron obligados a deshacerse del armamento que los arrastraba inexorablemente
al fondo. Las balas silvaban a su alrededor, uno de los veteranos fue agujereado
y su viscosa sangre enturbió el agua con el oscuro tono verde característico.
Grog se sintió estúpido al darse cuenta que con sus 3 casi metros de altura
tocaba suelo y tan sólo le cubría hasta la barriga.
Pensó que ya había perdido demasiado tiempo en tonterías y trató de avanzar
con rapidez, pero su gran cuerpo no se movía con agilidad dentro del agua.
A su lado uno de los orkos jóvenes nadaba con habilidad.
Grog le agarró del peskuezo para impulsarse y el joven le miró con malestar y
sorpresa. Una bala de bólter le rebentó el pecho y su cara se tornó algo así
como de extreñimiento, hecho que desagradó profundamente a Grog, que soltó
al chico y siguió torpemente hacia la orilla.

Al salir del agua Grog se parapetó tras un gran obstáculo de metal que sobresalía
como una espina de la arena de la playa. Los putos cadianos los habían colocado ahí
para dificultar el desembarco de los karros de guerra y de los blindadoz zakeadoz.
Grog miró a su alrededor tratando de recuperar el aliento.
La playa era un infierno. El ruido de los bólters y de las explosiones lo envolvía
todo. Decenas de cuerpos yacían en la arena.
Algunos kanijos y orkos menudos se apretaban gimoteando tras los obstáculos
con el estúpido propósito de protegerse de los proyectiles enemigos.
Grog admiraba los bólter pesados casi tanto como su propio gran akribillador.
Menudos gujeroz tan gordoz eran capaces de hacer en los cuerpos de los chicoz.
Una gran bola de fuego consumió a un grupo de zoldadoz cuando uno de esos proyectiles
hizo estallar el kemakema de su chapuzaz, que corría junto a ellos. De una de
las barkazas salían orkos ardiendo vivos por idéntico motivo. Grog sabía que no era
buena idea correr junto a un achicharrador cuando te lo hacías bajo fuego intenso.
Por lo visto, esos putos descerebrados, no lo tenían tan claro. Algunos, avanzaban
disparando a discrección, ignorando el hecho de que lo hacían envueltos en llamas.
Un orko muy gordo buscaba algo entre los cuerpos ignorando las explosiones y las balas
enemigas. Se agachó y fue entonces cuando Grog se percató de lo que buscaba. Era su
propio brazo izquierdo. Cuando lo recogió se lanzó al asalto vociferando, únicamente
armado con su miembro mutilado. Grog no creía que iba a llegar demasiado lejos.
Las explosiones hacían retumbar el suelo violentamente. Por doquier, los orkos salían
despedidos al ser alcanzados. Los guerreros vacilaban en su avance.

Grog seguía sin divertirse en absoluto... más bien se sentía notablemente cabreado.

Un gran casco con unos Grandes Cuernos llegó flotando a la orilla, junto a Grog. Algún
jefazo lo debía haber perdido en la orilla, pero Grog consideró que eran los dioses
quienes se lo enviaban para que liderara a los verdes hacia la victoria. Con solemnidad
se lo calzó en su inmensa cabezota, los sesos de su antiguo dueño le chorrearon por
la cara. Ni se percató.
Un berrido histérico y chillón le sacó de sus reflexiones... "ZENYOOOOR!!! ¿KÉ HACEMOZ
AHORA, ZEÑOOOOR???" Joder, era uno de esos nuevos reclutaz de la 101 y sus chillidos
le daban a Grog dolor de cabeza. Un crujido seco apagó sus gimoteos cuando le incrustó
el puño en el kareto.
Sin embargo, este desagradable incidente, reactivó las débiles conexiones neuronales del
jefe orko y escudriñó la playa en busca de Skar. Ese puerko le llevaba varios metros de
ventaja y se disponía a avanzar hasta la siguiente cobertura.
"SKAR!!! ORKO TRAIDOR!!! SAKA A MIZ ZOLDADOS DE LA ARENAAA!!! - Bramó Grog.
skar le devolvió una mirada de odio e inmediatamente gritó a sus guerreroz:
"¿VEIZ MI REPUGNANTE KULO, NENAZAZ?? PUEZ HARÉ KE ME LO LIMPIEZ KON LA LENGUA ZI NO ZOIZ
KAPAZES DE ZEGUIRLO!!..." Todos los que lo oyeron, sin excepción, se pusieron en marcha
con rostro de preocupación. Había que reconocer que ese zargento era bueno... la ostia
de bueno. Grog se apuntó mentalmente que tendría que ajustar las cuentas con él si
salían de esta.

Jadeando por el esfuerzo, consiguió alcazar al grupo que se había parapetado tras una gran
cobertura...
"Vayamoz hacia el dike!!!, debemoz dezpejar para loz ke bienen detraz!!!"-Dijo Grog
"Yo no pienzo zeguir, esto es lo úniko ke noz zepara de la morada de Gorko y Morko!!!"
-gimió un desaprensivo.
Grog lo derribó de un hostión y le introdujo el kañón de su akribillador pesado dentro de
las fosas nasales. Acto seguido se dirigió a todos con voz alta y profunda.
"Kada troso de ezta jodida playa ez un objetibo!! Zi os kedaix akí... EZ PARA MORIR!!!" y
apretó el gatillo. Este gesto impresionó al grupo que avanzó con determinación entre
los obstáculos, ignorando la lluvia de balas y las explosiones.

En su difícil avance alcanzaban restos de otras escuadras, orkos heridos, retales del frente
de combate. Grog se dirigió a un chapuzaz que, arrodillado, manipulaba algo junto a otros dos
kanijos grasientos.
"Deké unidad zoiz, zoldados??
"De la Nobena Dakkadakka, zeñor... eztamos instalando un puezto de mando!!"
Tratando de discernir lo que le había dicho el tipo, Grog se dió cuenta de que, los muy
kapullos, habían cargado con un cajón de herramientas y algunos materiales hasta esa cobertura,
con la que estaba callendo. En ese momento pensó en introducirle su propia taladradora vía
rectal pero, al parecer, Morko estaba con él, infundiéndole conocimiento y tan sólo le asestó
un patadón al cajón esparciendo todo el material por la arena.
"Koje un arma, maldito parásito... kiero ver komo mueves tu puta jeta hacia el enemigo..."
Ni siquiera había dado un paso cuando una explosión le lanzó por los aires. Trozos informes
de gretchin mancharon la armadura pesada de Grog. El chapuzaz cayó sin piernas a sus pies.
"Oh, miedda!!" - Masculló asqueado el gran orko - "UN MÉDIKOOO!!!" pidió. A veces Grog, se
sorpredía a si mismo en su piedad y misericordia.
"ayúdameee..."- gorgojeó el zoldado. Grog no conseguía divisar ninguno de esos lokos doktores
en el caos de la batalla.
Una voz rotunda llamó su atención.
"Apartad de akí, ezkoria!! Hay ke despejar el kamino para loz karroz. Dinamitaremoz ezte
obstákulo... como todoz loz demáz"
La ira de Grog estuvo a punto de hacerle estallar la kabezota. Tuvo que contenerse para no
degollar a aquel entrometido cuando se percató de que se trataba de un Gran Mek, al mando
de una escolta de ingenieroz de élite. No le convenía meterse en líos con esos tipoz.
"Loz karroz se fueron a pike en el kanal, zeñor!!!" maskulló Grog, tragándose su mala leche.
"Zon lo úniko que kubre a nueztraz tropaz de ezoz malditoz bolters!!!"
"Pero llegarán maz!!! Debeiz largaroz de akí... ezto va a eztallar." Y tras conectar el
detonador se largaron con viento fresco.
Grog también salió zumbando, arrastrando con él a aquel chapuzaz mutilado. Por sus cojones
que aquel desgraciado iba a entrar en combate aunque fuera sin piernas.
"Por miz cojonez que vaz a entrar en combate incluzo zin piernaz, puto dezgraziado!!!" -
es que, a veces, le funcionaba el cerebro con eco, joder.
Otra explosión muy próximo le hizo morder el polvo. Se levantó con dificultad.
"Miedda, ezo eztubo zerca!!" En ese momento se percató que el chapuzaz que arrastraba
era notablemente más liviano. Observó con disgusto que del zoldado tan sólo quedaba una
solitaria zarpa sanguinolenta. Intuyó que en tal estado no supondría demasiada ayuda
en combate, aunque claro, en el estado anterior tampoco lo iba a hacer, ni en el
anterior... lamentó haberle ayudado y abandonó a la zarpa a su suerte.

Ahora se concentró en alcanzar a sus guerreros. Los dioses volvieron a bendecirle
cuando una nutrida escuadra de tipoz duroz, con sus resistentes armaduraz pezadaz
pasó corriendo junto a él. A duras penas, consiguió mantener el ritmo con ellos
y, de esta manera, pudo atravesar, bien protegido y con rapidez, el último tramo de
playa, hasta las dunas, donde los veteranoz se hallaban atascados por las alambradas
y las minas.
Era allí, protegidos por la barricada de arena, donde se había formado un improvisado
punto de reunión. Una gran hilera de dispersos supervivientes se apiñaban tras ella,
aunque, de momento, el asalto a las trincheras y a los búnkers había quedado
virtualmente abortado. La primera oleada había sido rechazada y los cadianos no habían
sufrido prácticamente bajas. Gran cantidad de fuego intenso, silvaba sobre sus cabezas,
castigando duramente a las tropas que, en esos momentos, trataban de desembarcar.

"Sargento skar!!!, rekonoce dónde diabloz eztamos???"
"En el lugar previzto... pero zomoz loz únikoz. Nadie eztá donde deberia... Zomoz putoz
retalez... de la 101, de la nobena i de la compañia Waakka" - Respondió Skar con
preocupación.
"Demaziado dizperzoz... no baztará"
Esporádicamente llegaba algún orko, entre ellos, un pequeño grupo de valiosos elementos,
supervivientes, de la maltrecha unidad de dezkuartizadorez veteranoz goff, que habían
quedado retrasados en el desembarco. Se alegró de poder contar con ellos en ese momento.
"Akí Ryven, jefe!!! Crackzon también viene para aká!!!
"Akí Merluk!!!"
"Akí Karpazo!!!, DeForrez eztá komo un kolador en la playa, Weirdz dijo que eztá en laz
últimaz... ze kedó con él tratando de ayudarle"
Grog escudriñó la playa buscando a Weirdz, el puto matazanoz que ayudaba en su unidad.
Sin demasiada precaución yacía arrodillado al lado del cuerpo partido de Deforrez, con
algo informe que parecía ser el bazo en la mano, concentrado tratando de averiguar
cómo podía recolocárselo, ignorando los proyectiles que pasaban a su alrededor.
Ese jodido loko iba a conseguir que lo mataran.
Grog no quería verse privado de ningún miembro más de su escuadra, mucho menos de ese
Weirdz que, si bien, era un maníako degenerado y un descerebrado, solía ser un tipo
de lo más capaz a la hora de repartir golpes.
"Zakad a eze payazo de la playa" - Ordenó.
Un balazo le rebentó el bazo de DeForrez a Weirdz, poniéndole más perdido si cabe de
ezpeza sangre orka y frustrándole de poder ejercitar sus discutibles conocimientos
médikos. "HIJOZ DE LA GRAN PUTA!!! VOY A KAGARME EN VUEZTRA PUT...!!!" Tres fornidos
veteranoz le inmovilizaron, y le arrastraron en contra de su voluntad hacia la
barricada.
Muy cerca de ellos uno de esos chicoz duroz salía volando, triturado por una brutal
explosión de cañón extremecedor.

Ajenos a todo eso, Grog y Skar discutían sobre la táctika a seguir...
"La zalida de la playa debe de zer por eze collado de ahí...¿o zerá por eze de allí??"
"NO, NONONO... creo que eza jodida colmena Empeztora eztá detraz de akellaz montañaz...
la zalida debe zer eza..." Concluyó Grog. Habían decidido pasar a la acción.
¡RECOJEZ ARMAZ Y MUNIZIÓN DE LA ARENA, PUTOZ GANDULEZ!!!-Ordenó Skar. Algunos orkos
que habían logrado alcanzar el parapeto, habían perdido sus armas por el camino y
tenían que retroceder, si bien, las armas y municiones de la gran cantidad de caídos
les facilitaron la búsqueda.
"Donde karajo tienez tu akribillador, Ryven???"-Preguntó Grog.
"Lo perdí en el kanal... el muy kabron me arraztraba hazia el fondó"
"Puez mueve tu kulo y consigue uno de la arena, mamonazo."-Ryven salió por patas.

Un pequeño grupo de ingenieroz Hachaz Zangrientaz consiguió alcanzar la cobertura.
LLegaba la solución para atravesar aquellas malditas alambradas.
"TRAIGAN LAZ PÉRTIGAZ EZPLOZIVAZ!!!"-Rugió Grog.
"VAYAN PAZANDO LAZ PÉRTIGAZ!!!-Insistió Skar con una horrible mueca de satisfacción
en su rostro. Los ingenieroz se pusieron a trabajar en el lugar marcado por los
veteranos.
"Llega Crackzon, Zeñor!!!"
"Vuelve Ryven" Golpeó un kargador en su casco, limpiándolo así de arena y lo colocó
en su recién adquirido akribillador.
Crackzon era otro buen elemento...era uno de esos psikótikoz vacilonez del clan Luna
Malvada. Desde que su unidad se apiñó a los dezcuartizadorez, siempre les había
acompañado. Era un buen tirador.

Alguien berreaba en la barricada...Ese kabrón de Weirdz trataba de incrustar un
brazo bióniko de su invención a uno de los heridos. La sangre manaba a borbotones
pero el mediko loko atornillaba con entusiasmo a pesar de los alaridos de su
"víctima".
Precísamente, al lado de Karpazo se encontraba parapetado uno de esos Cyborks, orkos
que se habían visto sometidos a numerosas intervenciones y ahora era más máquina
que otra cosa. No solían ser muy inteligentes y el muy desaprensivo asomó el cabezonk
más de la cuenta. Un balazo rebotó en su casco, al parecer, regalo de uno de esos
certeros francotiradores humanos.
"Joder, ke koña" comentó Karpazo. El Cybork parecía creer lo que había pasado y se
quitó el casco para verlo con sus propios ojos. Otro balazo le pegó en toda la frente.
La dura cabezota soportó el impacto, pero el cybork cayó inconsciente, babeando.
"ke hijodeputa con zuerte, Joder..." Alucinaba Karpazo.

Las pértigas estaban listas. "CARGA ACTIVADAAA!!! AGACHAZ LAZ JETAZ, PIELEZ VERDEZ!!!
Avisaron los ingenieroz.
Una brutal explosión cubrió de arena a los orkos. Un gran kráter había sustituído
las alambradas que los separaban de las trincheras. Algunos humanos retrocedían
hacia otros niveles al apreciar la amenaza. Habían logrado abrir brecha.
"jorl, jorl, jorl, ezto marxa..." comentó Skar
"ZALIDA DE LA PLAYA POR AKÍIII!!!" Todos los orkos comenzaron a dirigir sus pasos
hacia aquel punto.
"Avanzad por la trinchera... al otro lado de la brecha" Grog empezaba a disfrutar
en esta batalla. Mala noticia para los cadianos.

Y es que el final de la playa no era un lugar fácilmente defendible si los orkos
lograban atravesar las alambradas. Los búnkers quedaban demasiado altos y carecían
de un buen ángulo de disparo. Los morteros no habían recibido instrucciones todavía
de castigar esa zona que, hasta ese momento, había estado dominada por la Guardia.
Desde algunos nidos de ametralladora, se trataba de defender el punto de ruptura pero
una vez que los orkos alcanzaron la trinchera pudieron avanzar con rápidez a través
de ellas, a pesar de la altura de los chicoz. Poco pudieron hacer los pocos defensores
que se mantuvieron firmes en esa primera línea de defensa tratando de contener el
terrible asalto de los veteranoz. La mayoría había abandonado la trinchera en
cuanto cayó la alambrada y trataban de reagruparse en los nidos, al pie del ascenso
a tierra firme. La segunda línea de defensa.

Grog y sus chicoz abrían camino. Rápidamente atravesaron las trincheras llegando al
pie de uno de los búnkeres, demasiado alto para suponer una amenaza para ellos.
Al llegar a un recodo del sendero de subida detuvo a sus guerreroz. De una patada
lanzó despedido hacia el camino a un kanijo municionero que avanzaba entre sus
piernas. Como suponía, fue acribillado al instante por una lluvia de fuego.
Les estaban esperando tras esa esquina.
"Merluk, pázame tu balloneta" - Ordenó y acto seguido se sacó un gran moko negruzco
del hozico y pegó con él un trozo de plaztik pulido a la balloneta.
"aaaaargh" gimió asqueado Merluk
"Zierra la bokaza, tontolamiedda" con su ingenioso artilugio Grog era capaz de
otear al otro lado del recodo sin exponerse, comprobando la posición exácta de
uno de esos nidos de armas pesadas cadianos y de un cierto número de esos debiluchoz
que se habían hecho fuertes en una posición elevada, dominando todo el sendero de
subida.
"Debemoz tomar eze jodido zendero..." - Señaló Skar como si de Sokratez se tratara.
"Merluz!! Karpazo!!! La batalla empieza ahora!!! poneoz a kubierto y dectruiz eze
puto nido de armaz pezadaz!!!" Rugió Grog
Merluz y Karpazo no tenían muy buen kareto ante el panorama que se les avecinaba.
Peor lo tenía el primer grupo de guerreroz a quienes Grog ordenó avanzar hacia
el enemigo.
"A mi zeñal... FUEGO DE COBERTURAAAA!!!"
Un auténtico muro de fuego precedió el asalto de los orkos. Todos dispararon a
discrección mientras avanzaban por el sendero, aunque sin demasiado acierto. Sin
embargo, tal potencia de fuego hizo bastante daño al enemigo. Los akribilladores
pesados de Merluz y Karpazo escupían proyectiles a chorros hacia el nido, pero
rápidamente agotaron sus cargadores. Los cadianos aprovecharon para repeler el
asalto con sus bólters pesados exterminando ese primer grupo de asalto.
"Jorl, jorl, jorl... loz eztaz mandando a la muerte, Grog" Se burló Skar
"Ez la únika manera de zalir de ezta miedda de playa" contestó contrariado
Mientras preparó otro pequeño grupo de asalto. Los guerreros no parecía estar muy
convencidos con el plan. Merluz y Karpazo esperaban la señal, a cubierto...
"Puez mándaloz con loz ojoz tapadoz, veraz ke guay..."
"AKÍ ZE BIENE A MORIR!!!!... FUEGO DE COBERTURAAAA!!!"
Otra vez los lanzó al asalto y otra fueron repelidos sin conseguir su objetivo.
Skar se meaba de la risa por el fracaso de Grog. A éste se le estaban inflando los
kojonez por momentos.

Mantuvo la calma y observó una vez más el sendero con el plaztik pulido. Se le ocurrió
una idea...
"Crackzon, vez akell embudo del zendero??, hai un ángulo muerto, dezde allí podraz
mantener diziplina de fuego kontra el puto nido" - Disciplina de fuego, para un
Luna Malvada significaba disparar más, disparar más fuerte, hacer ruido del bueno...
Grog pensó que ese chico podía tener una oportunidad, al fin y al cabo era mucho
más menudo que el resto de los Goff y también tenía mejor puntería. Quizá pudiera
alcanzar aquel embudo, cubrirse y batir el nido. Merecía la pena intentarlo.
"A mi zeñal, Crackzon" - El chico ni se inmutó. Ese orko tenía el korazón de hielo.
Grog se puso en pie y saltó al camino. Los cadianos del nido no se lo podían creer
y le apuntaron cuidadosamente. Cuando dispararon se lanzó con agilidad hacia el muro
esquivando los proyectiles. Mientras, Crackzon corrió rápidamente hacia el embudo.
Le dispararon pero no consiguieron alcanzarle.
Skar miraba atónito al sonriente Grog.
"Vaya potra tienez, Gordo..."
Grog le respondió sin dejar de sonreir."Komo tu puto padre Garrapato..."

Crackzon apuntó cuidadosamente con su combiarma-ezpecial.
"Oh Gorko... no me abandonez, Morko..." y apretó el gatillo, disparando una cantidad
de fuego desproporcionado sobre el nido. El gran calibre de los proyectiles atravesó
los sacos, Varios humanoz murieron al instante...
"Ven a mí, oh fuezza mía..." y volvió a apretar el gatillo.
Esta vez, una granada salió de uno de los cañones del combiarma e impactó de pleno,
haciendo estallar también alguna de las cajas de municiones.
Todo el nido voló por los aires, varios cuerpos cayeron rodando por el sendero,
Merluz, Carpazo y el resto de los chicoz los acribillaron mientras iban caían.
No acertaban demasiado, aunque ya daba igual, estaban muertos.

Grog gritó con fuerza "¡ZALIDA DE LA PLAYA POR AKÍIIIIII!!!!" Su rugido resonó por
toda la playa. Ahora sí que empezaba a divertirse de lo lindo.
"WAAAAAAAAAGH!!!"- Skar se lanzó como un poseso a través del sendero. Muchos orkos
le siguieron.

Los orkos habían logrado, por fín, romper la línea de defensa. A través de ese punto
los asaltantes podían acceder ahora a los niveles superiores, a la retaguardia del
frente imperial.
Los humanos apenas podían hacer un disparo con sus rifles láser antes de caer
bajo las rebanadoraz, hachaz y garraz de los enloquecidos asaltantes. Las trincheras
del nivel superior eran fácilmente flanqueadas por la marea verde. Los que se
dieron cuenta del peligro trataron de huir pero correr en campo abierto bajo el
fuego de una gran cantidad de acribilladores pesados hizo que muy pocos lo
consiguieran, a pesar de la mala puntería orka. Los que no lo hicieron fueron
agujereados en las mismas trincheras.

Los legendarios descuartizadorez veteranoz asaltaron la entrada de uno de los búnkers
principales. Algunos debiluchoz trataron de salir corriendo por aquella misma puerta.
No hace falta describir lo que hicieron aquellas bestias con ellos.
Otros trataron de plantar resistencia dentro del propio búnker. No tenían muchas
opciones. Primero les lanzaron las cabezas de los prisioneros que acababan de hacer.
Después unas cuantas granadas de fragmentación, luego el kemakema en un lugar tan
cerrado... El interior del búnker literalmente estalló hacia la playa. Los cuerpos
ardiendo de los cadianos caían por la pendiente. Un repugnante olor a quemado lo
envolvió todo.
Alguien gritó: "NO DIZPAREIZ!!! KE ZE KEMEN!!!"

Grog, se sentó a descansar... dejó a los demás disfrutar de la carnicería. Algo
había cambiado en él a lo largo de aquella intensa batalla.
Ya no le preocupaba tanto la sangre de unos cuantos enemigos... había sido
divertido, sí, pero ahora ya había que pensar en desembarcar cuanto antes las
ingentes tropas verdes que estaban cruzando el Mar Hirviente. Ahora, su sed no
se aplacaría hasta llegar a Empestora y arrasarla, hasta conquistar todo el
norte de Armageddon Primus, hasta exterminar a todos los humanos de la faz
de aquel putrefacto planeta.
Sin embargo, por aquel día, todo había acabado para él.
...incluso dejaría para otro momento las cuentas pendientes que tenía con Skar...


EPÍLOGO
"Mida Merluk, un cuchillo de laz juventudez Cadianaz..." Dijo Carpazo
"Ahora zervirá para atravezar a zuz hijoz con él...WAHAHAHAHAHAHA!!!"
UP
 
UP

- La Biblioteca Negra -

No somos responsables de todo lo que puedan escribir los usuarios en esta web. Esta página es de carácter gratuito y privado. Por ello el acceso a la misma puede estar restringido, reservándose el derecho de admisión. Esta página web no es en absoluto oficial y de ningún modo respaldada por Games Workshop Limited. 40k, Adeptus Astartes, Battlefleet Gothic, Black Flame, Black Library, el logotipo de la Black Library, BL Publishing, Ángeles Sangrientos, Bloodquest, Blood Bowl, el logotipo de Blood Bowl, el emblema de The Blood Bowl Spike, Cadiano, Catachán, Caos, el emblema del Caos, el logotipo del Caos, Citadel, el castillo de Citadel, Combate Urbano, Ciudad de los Condenados, Codex, Cazadores de Demonios, Ángeles Oscuros, Darkblade, Eldars Oscuros, Dark Future, Dawn of War, el emblema del águila imperial bicéfala, ´Eavy Metal, Eldars, los emblemas de los Eldars, Epic, El Ojo del Terror, Fanatic, el logotipo de Fanatic, el logotipo de Fanatic II, Fire Warrior, el logotipo de Fire Warrior, Forge World, Games Workshop, el logotipo de Games Workshop, Genestealer, Golden Demon, Gorkamorka, la Gran Inmundicia, GW, GWI, el logotipo de GWI, el logotipo del martillo de Sigmar, el logotipo de la Rata Cornuda, Inferno, Inquisitor, el logotipo de Inquisitor, el emblema de Inquisitor, Inquisitor: Conspiracies, el Guardián de los Secretos, Khemri, Khorne, el emblema de Khorne, Kroot, el Señor de la Transformación, Marauder, Mordheim, el logotipo de Mordheim, Necromunda, el logotipo stencil de Necromunda, el logotipo de la placa de Necromunda, Necrón, Nurgle, el emblema de Nurgle, Orko, los emblemas de cráneos de los Orkos, Hermanas de Batalla, Skaven, los emblemas de los Skavens, Slaanesh, el emblema de Slaanesh, Space Hulk, Marine Espacial, los capítulos de los Marines Espaciales, los logotipos de los capítulos de los Marines Espaciales, Talisman, Tau, los nombres de las castas de los Tau, Reyes Funerarios, Trio of Warriors, el logotipo del cometa de doble cola, Tiránido, Tzeentch, el emblema de Tzeentch, Ultramarines, Warhammer, Warhammer Historical, Warhammer Online, el emblema de Warhammer 40,000, el logotipo de Warhammer World, Warmaster, White Dwarf, el logotipo de White Dwarf y todas las marcas, nombres, razas, insignias de las razas, personajes, vehículos, localizaciones, ilustraciones e imágenes del juego de Blood Bowl, del mundo de Warhammer, del mundo de Talisman y del universo de Warhammer 40,000 son ®, ™ y/o © Games Workshop Ltd. 2000-2004, registrados de varias formas en el Reino Unido y otros países del mundo. Usado sin permiso. No pretende ser una afrenta a su posición. Todos los derechos reservados a sus respectivos propietarios.
Powered by dev-postnuke.com